Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

05. La conciencia

Hasta sus padres le decían que no estudiara tanto, que saliera a divertirse. Anda que no lo intenté yo veces. «Venga», le insistía, «vete de parranda, que tu novia de toda la vida, la carrera, el máster, las oposiciones a judicatura, ¡todo puede esperar! No tengas tanta prisa por la boda, el deportivo, el chalé con piscina y la caseta del perro». Pero ni caso me hizo. Antes de los treinta había alcanzado todas sus metas y al poco de casarse nació su hijo. Un niño precioso, una ricura de bebé.

El colmo de la felicidad se respiraba en aquel hogar hasta que una mañana de verano el Husky, cazando una mariposa, empujó al crío al agua. Todo moradito lo sacaron. Y el perro, moviendo el rabo.

Si me hubiese escuchado aún estaría en casa de sus padres, a la sopa boba, sacudiéndose la última resaca y soñando con un descapotable. Pero mírale, hecho una piltrafa. Le he convencido para encerrarse en el baño y ha cogido del botiquín las pastillas de dormir. Una a una se las ha tragado todas y ahora, detrás del niño y la mariposa, estamos atravesando el túnel hacia la luz que parpadea al final.

 

 

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Esta conciencia es muy particular, a la vez que original. No solo cumple una función de narradora, convirtiéndose al tiempo en un personaje más, sino que hace lo contrario a lo que se supone que se dedican las de su especie: en lugar de enderezar a su cliente del camino políticamente correcto, trata de desviarlo para que en el futuro su vida no deje de tener sentido.
    Contado con sencillez y oficio, es una historia que va más allá de una trama, hace pensar y puede ser un tratado en defensa de buscar momentos para disfrutar la vida.
    Un abrazo, Susana. Suerte

  2. Blanca Oteiza

    Susana, una historia cuya narradora cobra importancia en el transcurso de ella. Una narradora algo diferente, pues parece inclinarse en llevarle por los malos caminos de la vida. Se puede ver el relato como una llamada a saber vivir cada momento de la vida, sin adelantarnos (ni retrasarnos demasiado).
    Un abrazo

  3. Es muy fuerte el contraste entre esa conciencia y lo que se cuenta, absolutamente terrible. Se parece más a ese dibujo animado que como un Demonio susurra al oído. Lo que me llevaría a preguntar: ¿Y el ángel? Ese que ha venido ganando la partida.
    Curiosos punto de vista para una narración dura.
    Felicidades

Dejar una respuesta