Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

117. Fugitivos

De este lado hace frío, siempre, aunque del otro la luz sea primaveral o tórrida. Acechamos envidiosos vuestro mundo y, aunque soléis asomaros al nuestro en soledad, sabemos que allá las manos a veces tiemblan al rozarse, los besos son húmedos y los abrazos ahuyentan el miedo. A veces una piedra, un disparo, un terremoto nos permiten escapar, dejando a uno de vosotros prisionero en las esquirlas de la frontera rota. Años de vigilancia nos permiten desenvolvernos con naturalidad −saludar al portero, atender a los clientes, compartir las noticias−, pero algo nos delata: un recuerdo de cristal en la voz, la inversión de la ligera asimetría del rostro. Algo que solo perciben quienes deberían querernos y que les provoca un rechazo instantáneo. Y así, condenados a la soledad en compañía, seguimos siendo lo que siempre hemos sido, el gélido reflejo de un ausente.

8 Respuestas

  1. Isabel

    El relato nos va describiendo poco a poco esa fría existencia, escalofriante, pero el redoble final es esa frase: “el gélido reflejo de un ausente”, me he quedado paralizada.

    FELIZ AÑO 2018

  2. Martín Zurita

    Hola, Elisa.
    Tu texto, sobre una línea clara, que percibimos, se presta a transitar por otra. A una interpretación metafórica. Todos estamos al otro lado. Todos estamos frente a una frontera que siempre, o casi siempre, no sobrepasamos. Malraux dijo que el hombre es una pasión inútil. A mí me parece que somos los otros con nuestros propios ojos. Que somos ausentes de nosotros mismos, de nuestras espléndidas fantasías, de nuestras amadas y cálidas quimeras. “El gélido reflejo de un ausente”, como escribes tú. Interesante texto el tuyo. Enhorabuena y feliz todo para ti siempre con un beso.

Leave a Reply to Elisa de Armas Cancel Reply