Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

128. El peso del sol

Sé que mi sombra me pertenece tanto como todos los sueños a los que me abrazo, y que se siente traicionada cuando uno a uno se van diluyendo en la realidad. Por eso, para escapar de tristezas pasadas, deja de acompañarme, y yo dejo pasar los días por inercia mientras vaga sin rumbo disfrutando de esa felicidad vulnerable a la que ya he renunciado. Hasta que abrumada también ella por el peso del sol que trata de fijar su silueta, cada vez más negra y densa, detrás de mí, se debate entre seguir soñando o despertarse, como si creyese que fuese posible decidir. Y cuando echo la vista atrás la veo agazapada en cualquier esquina con sus pies orientados hacia al futuro al tiempo que mira la última de nuestras desilusiones, sabiendo que si se queda ninguno de los dos volverá a ser nunca la sombra de lo que fuimos. Pero siempre regresa para escoltarme —qué puede hacer ella frente a la luz del sol—, siempre regresa a la fragilidad de mi cuerpo, al lugar al que le corresponde. A su prisión.

4 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Es profundo y poético, meritorio haber compuesto un texto así. Vivir con dulces ensueños puede que no reporte fines concretos, pero mientras la geometría y la naturaleza siga escrita en lenguaje matemático, la sombra nos acompañará. Y a mí, por lo menos verla, me conexiona por ensalmo, con mis sueños, por lo que son y pueden llegar a ser. Una de las cosas que me ha parecido un acierto impresionante(por mencionar algunas de tantas) es el título, me ilumina, en efecto, su filosofía hace que no quiera irme de tu apartado literario. Para acabar un toque musical: Me has recordado una canción de uno de mis grupos predilectos, The The, llamada “Slow Emotion Replay” cuyo estribillo dice así….
    “I´m just a slow emotion replay of somebody I used to be….” (“Solo soy la repetición de la lenta emoción de alguien que solía ser….”)
    Un Abrazo Terriplanetícola.

    1. Rafa Heredero

      Estoy muy agradecido por tu valoración, Juan. Cualquier cosa que diga no podría hacerle sombra. La canción, preciosa; el vídeo oficial, en blanco y negro, impresionante.
      Un abrazo desde Marte, por lo menos.

Dejar una respuesta