Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13. LA BLANCA OSCURA (Paloma Casado)

Había deseado tanto tener una niña que contemplarla cada día en su cunita me hizo más llevadera la pérdida de su madre. Y es que Blanca al nacer rompió el molde. Literalmente.

Pronto descubrí que dentro de Blanca había muchas Blancas y para cada una componía un gesto diferente. Me gustaba la alegre y desenvuelta, también la tímida e incluso la terca, pero no podía soportar a la iracunda ni a la apesadumbrada. Por eso, jamás la regañé ni le negué nada, a pesar de las protestas de sus hermanos. Ni siquiera cuando la descubrí jugando con las plumas recién arrancadas del canario ni al ver correr al gato con la cola en llamas. Pobres Cantor y Pirulo.

Me costó mucho no preguntarle sobre los restos blanquecinos del vaso que encontré en la mesilla de los abuelos. Quizás habían planeado el suicidio a pesar de parecer tan felices. Esta vez, nos limitamos a llorarles en silencio.

Después murieron mis hijos: Carlos cuando limpiaba la escopeta y Andrés por culpa de una avería en los frenos del coche.

Me he quedado solo con ella y aunque no dejo de culparme por mis recelos, cada noche echo el pestillo de mi cuarto.

 

9 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una niña criada sin madre y malcriada por el padre, que no quiere darse cuenta de que la pequeña no es trigo limpio, pese a los signos evidentes de desaparición progresiva de la familia, solo puede evolucionar a peor. Son demasiadas casualidades, una acumulación de infortunios que deshace cualquier estadística y que la tiene a ella en el centro. La frase final puede parecer un reconocimiento de esa maldad y una autodefensa preventiva por parte del padre, pero también una claudicación encubierta, como si siempre hubiese sabido que ella fue su gran error y que con ella terminaría todo, solo es cuestión de tiempo. Pocas veces una historia bajo el refrán que comienza diciendo “cría cuervos…” tuvo tanta aplicación.
    Un relato en el que la inquietud psicológica va en aumento, hasta un final incierto y abierto, aunque tal vez también, anunciado.
    Un abrazo, Paloma, suerte

  2. Rosy Val

    ¿Recelos? Uyyy, pobre hombre, ¡como no cierre bien la puerta!
    Me ha gustado tu apuesta, Paloma, original, amena, y en cierto modo «divertida».
    Un beso y mucha suerte.

  3. Barceló Martínez

    Jolín con Blanca. Yo no echaría el pestillo, directamente me alejaría lo más posible de ella y procuraría que no supiera nunca cómo encontrarme.
    Me ha encantado tu relato, en especial esa frase: “romper el molde, literalmente”, me parece fantástica.
    Igual este relato te da una alegría, yo así lo espero. Un abrazo.

  4. María José Escudero

    Acompaño a ese pobre padre en el sentimiento porque no le queda mucho tiempo y lo sabe. Me gusta ese toque desenfadado que le has dado, Paloma. Mucha suerte y un besuco.

  5. Purificación Rodríguez

    Me encanta tu cuento, Pa, que más que de miedo es de auténtico terror. Que todo vire a negro es sólo cuestión de tiempo. La fascinación del lado oscuro de la realidad. Enhorabuena. De verdad.

  6. Salvador Esteve

    Anhelada en su nacimiento, va acumulando rictus de maldad y muescas de sangre en su inocencia, hasta quebrar la confianza del padre. Terrorífico. Me ha encantado, Paloma. Abrazos y suerte.

  7. calamanda

    Paloma, se dan mas a menudo de lo que parece estas situaciones, sin llegar a los extremos, y tu lo cuentas estupendamente. Suerte y saludos

Dejar una respuesta