Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 9 PRIMERA RONDA

madoz 9

Carles Quilez – Jesus Alfonso Redondo Lavin – Xavier Blanco

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes de las 15 horas (hora local española) del MIÉRCOLES 20 DE ENERO y cuya única condición será que esté inspirado CLARAMENTE en la fotografía de CHEMA MADOZ que se adjunta en este post.

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Podrán hacerse comentarios y ejerccer votos (mediante la fórmula “VOTO A + Título de 2 relatos”) después de la publicación de los tres relatos y hasta el jueves 21 DE ENERO a las 15 horas) Cualquier comentario o votación que no cumpla estas condiciones no se tendrá en cuenta e incluso podrá ser eliminada.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

51 Respuestas

  1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    A mi nieto Pablo (I):
    Mira Pablo, mira hacia el cielo; son blancas, como de algodón de agua; vienen del mar de poniente. Son presas del viento, que las pastorea, las mece, las modela, las divide o las une y finalmente las deshace en llanto suave sobre la tierra, pero también, a veces, las maltrata y ellas se revelan gritando truenos y destrozando con torrenteras los caminos.
    Escoge una, mientras la mires es tuya. Yo tengo algunas, eran del atardecer, blancas y rojas, tú también puedes guardarlas, pero solo en la jaula de tu memoria, allí nadie, ni siquiera el viento, te las puede quitar.

  2. ¿A DÓNDE CREES QUE VAS, CORAZÓN?

    Nacho tenía una cosquilla escondida en la oreja izquierda. La descubrió el día que Jorge le cuchicheó que estaba loco por una compañera del instituto. Desde entonces, cada vez que recordaba el aliento cálido y húmedo de su amigo tan cerca de su piel, su corazón se esponjaba como una nube de algodón y pugnaba por elevarse hacia un cielo que estaba más allá de su comprensión.

    Mas las alturas siempre le habían dado vértigo y decidió encerrarlo en una jaula, forjada con vergüenza, autoengaños y resignación.

    Algunas veces, se cubre el oído con la mano y lo escucha retronar.

  3. Xavier Blanco

    Se cumple el viejo refrán, “quien da primero, da dos veces”. No quise leerlos antes, para no condicionarme, y ahora tengo que hilvanar otra historia, ya que la mía seguía el camino de una de las vuestras. Me pongo, y mañana… Suerte.

  4. SUEÑOS ROTOS
    Me rebané un dedo pelando patatas. Empecé a gritar como una tonta; de la misma forma que el día que me abandonaste. Tirada en el suelo comencé a llorar. De dolor. El dolor no sirve para nada. Luego me arranqué los restos de tu piel y, junto a ese trozo de dedo, se escurrieron por el desagüe. También abrí la jaula donde guardo los sueños, para liberarlos; empezaron a revolotear como nubes zumbando igual que un avispero.
    Sigo aquí, incompleta, sin entender ni una sola letra de ese idioma que llaman olvido. Los he vuelto a enjaular, por si volvieras.

Dejar una respuesta