Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

23. FIN (Edita N.T.)

Vive sola todo el año, menos el treinta y uno de diciembre. Sus familiares, como siempre, con el pretexto de visitarla, aprovechan la ocasión para cenar como reyes. Luego, vibran con las campanadas en el balcón que da a la Plaza del Reloj, repleta de eructos de alcohol desde varias horas antes. Esta vez, hastiada, se acurruca en una esquina del sofá sin que nadie se percate. Cierra los ojos; ya no soporta ver tanta tontería repetida, tanto jolgorio desproporcionado… Y se olvida de volverlos a abrir.

41 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Las tradiciones que nos llevan a juntarnos una o dos veces al año tienen su valor, pero no sirven de nada si durante esos 365 días hemos condenado al ostracismo a esas mismas personas. Cuando tu protagonista, tan elegantemente como lo cuentas, se olvida de volver a abrir los ojos, producirá en sus invitados unos remordimientos que nunca dejarán de acompañarles, porque entonces ya será tarde para todo.
    Un buen texto donde subyace la hipocresía que a veces encierran estas fiestas.
    Suerte y un saludo

  2. MªBelén

    Relato con un gran fondo que lo plasmar en la última frase. Ese cerrar de ojos para siempre, cansada de tonterías, hipocresía y soledad.
    (Espero que la herencia de esa casa no vaya a nombre de estos lagartones)
    Un abrazo Edita

  3. Virtudes Torres Losa

    Pues muy bien por ella. Hay gente con un morro que se lo pisa y lo peor que no lo reconocen.
    Este año a esa familia, se les van a atragantar los polvorones.
    Me ha encantado tu relato.
    Un beso.

  4. Ana Fúster

    Parece que este va a ser el mes de las frases finales contundentes, en tan pocos días ya llevamos unas cuantas. A veces las circunstancias son tan poco motivadoras y absurdas que es comprensible ese dejarse ir, si ya se ha visto más que suficiente de la estupidez humana. Besos y suerte.

  5. Me solidarizo totalmente con la protagonista de tu relato, Edita. No estaría nada mal que en casos de familiares chupópteros como los que cuentas se encontraran con una lección así. Me ha encantado el impacto que has conseguido con la frase final “Y se olvida de volverlos a abrir”. Genial. Felicidades y suerte. Saludos

  6. Towanda

    Hola, Edita.

    Pobrecita, debió -como dice Ana- dedicarse a vivir un poco más su vida y no pensar tanto en los demás.
    Me ha encantado tu micro.

    Un abrazo muy grande y muchísima suerte.

  7. Salvador Esteve

    Edita, las garrapatas y la hipocresía abundan también en Navidad, lo has reflejado de una forma precisa. El final, contundente y genial. Abrazos.

  8. Isabel

    “Y se olvida de volverlos a abrir…”
    Una frase perfecta que expresa todo el mundo interno y dramático del personaje.
    Desgarra, claro que sí, porque lo has escrito muy bien.
    Besos Edita.

  9. Qué bonito. Dices tanto con tan poco… creo que has conseguido hacer bueno eso de que una imagen vale más que mil palabras, y es ahí una de las grandezas de tu texto, sin tener la imagen delante; teniéndola en la cabeza gracias a que tú nos la pones con tu manera de explicarlo. Me ha gustado mucho. Mucha suerte 🙂

  10. Se puede estar solo de muchas maneras: en medio del jolgorio de una fiesta o aislado en casa sin que parezca importarle a nadie. Tu tienes una sensibilidad especial para explicarlo en muy pocas palabras y ponerle un broche dorado con esa frase final. Espeluznante.
    Suerte y Felices Fiestas

Dejar una respuesta