Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

33. Serigrafías

Otra escena imborrable se adhiere al cristal de su ventana favorita. Esta vez tiene el olor dulce del amor tierno y tardío sobre un fondo de abeto invernal y los colores del tránsito tranquilo de otros tiempos.

El coleccionista la captura con cuidado, disfrutando anticipadamente de las mil y una posibles historias que esconde, pensando en  los diversos ángulos y las distintas miradas que seguramente provoque en los demás.

De la semana anterior sólo conserva el reflejo de una bruja venenosa que recitaba conjuros en sueños, exhalaba un aroma a poción de eterna juventud y tenía un halo mágico fosforescente. Pero, por alguna razón que aún no comprende del todo, ha guardado esa estampa en una carpeta aparte y sabe que nunca la compartirá con el mundo ni la expondrá a imaginaciones ajenas.

Cuando finaliza el trayecto sonríe al vidrio vacío  que, pese a su fría transparencia e impermeabilidad, no podrá evitar empaparse de nuevo de algún reflejo vivo que lo convierta, por un instante, en un objeto único, bello y especial. Y él espera estar allí, con su mirada precisa y sus pinzas invisibles, para extraerlo y que no se pierda irremediablemente.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Quién hubiera dicho que el simple vidrio de una ventana pudiera dar tanto de si, ser receptor de escenas e historias humanas, que alguien con mirada sensible es capaz de rescatar. Igual que un escritor o un fotógrafo (tú eres las dos cosas) tiene una sensor especial para captar aquello que merece la pena conservarse, en su calidad de “único, bello y especial”, hay que agradecer a tu protagonista su inquietud y generosidad al hacer “no se pierda irremediablemente” esa escena o vivencia que luego compartirá con los demás.
    Una lectura llena de belleza, extrapolable a cualquier artista o persona que también la busca.
    Un abrazo y suerte, Eva

Dejar una respuesta