Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37. Esta lluvia (Carmen Cano)

Te marchaste de este hogar, despoblado para siempre sin tus brazos. Solo dejaste el eco de tu voz en los rincones y esta lluvia que atraviesa las paredes. A veces, en torno a mi cintura, bucean los peces erráticos de la tristeza.

Quizá algún día, cuando apenas me recuerdes, te persiga por las esquinas la sombra de la hija que no me diste.

21 Respuestas

  1. Carmen un relato que en pocas palabras cuenta mucho. Un pareja rota, un intento olvidarse aunque siempre hay detalles que lo hacen difícil, como puede ser la lluvia. Y una frase final que casi suena a venganza.
    Me ha gustado mucho, Carmen, te deseo mucha suerte.
    Besos.

  2. Cuando la maternidad llama a tu puerta y no «consigues» que entre… eso creo que no se supera nunca.
    Es un micro muy triste, pero con una carga poética preciosa.
    Un abrazo y suerte.

  3. Qué maravilla, CARMEN… En diez renglones condensaste toda una vida y no dejaste nada por contar: el abandono del marido, su recuerdo imperecedero por toda la casa, la añoranza de la mujer abandonada por esa hija que él nunca le dio, y todo eso convertido en un flashback que le surge al mirar la lluvia…

    Lo dicho, una maravilla.

    Cariños,
    MAB

  4. María José Escudero

    Un relato escueto y, sin embargo, podemos visualizar la historia con detalle: la tristeza y el resentimiento
    de esa mujer que no ha conseguido ningún fruto del amor que un día sintió. Enhorabuena y suerte.

    1. En su tristeza se adivina el resentimiento. Su cintura no ha sido fértil, la rodean los peces de la tristeza. Por eso imagina una venganza que quizá alcance a quien la abandonó.
      Muchas gracias por tu comentario? María José. Besos.

  5. Ángel Saiz Mora

    A la tristeza por el abandono de quien se quiso y se sigue amando, pese a todo, se une otro vacío igual de grande o mayor aún: la ausencia de una presencia buscada que nunca llegó, tras la que parece asomar también un reproche, como si ambos polos estuvieran conectados. Tal vez él no deseaba el compromiso que supone la descendencia, ella sí, con toda su alma, siendo ésta una discrepancia insalvable.
    Un relato con tanta amargura en el fondo como elegancia en la forma.
    Un abrazo, Carmen

    1. Has llegado al fondo de la amargura de la protagonista, una mujer que se siente incompleta sin esa hija que deseó. De ahí el reproche. No ha aprendido a mirar hacia adelante.
      Muchas por tu comentario, Ángel, siempre certero y profundo.
      Besos.

  6. Joan Lluís

    Es una historia de resquemor y de despecho sin venganza. Hubiera sido muy diferente si el final hubiera sido: “Quizá algún día, cuando apenas me recuerdes, te persiga por las esquinas la sombra de la hija que me diste”… Éso sí que daría pie a una venganza, quizás larga y cruel, pero ya no sería un microrrelato!

  7. María José Sánchez

    Carmen, precioso. Muchos sentimientos encontrados y, particularmente, una gran infelicidad por parte de la protagonista. Poesía pura.
    Besitos, guapetona.

Dejar una respuesta