Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

40. INÉDITO DE POR VIDA (Edita)

Un hedor insoportable inunda la casa. Sus personajes, cadáveres desde hace tiempo, se descomponen en los cajones. Definitivamente, tendrá que desistir.

35 Respuestas

  1. Rafa Heredero

    Tan conciso como bueno. Me ha encantado. A veces, para no desistir, yo tengo que hacer limpieza y ventilar la casa.
    Mucha suerte y un abrazo.

  2. Barceló Martínez

    Me encantan los relatos que dicen tanto en tan pocas palabras. Cada palabra ha de cumplir su cometido y tú las has juntado con maestría. Felicidades Edita.

  3. Martín Zurita

    Hola, Edita.
    Un hiperbreve con mucha sustancia. Mis cajones, como supongo que los de tant@s, apestan a cadáveres literarios imposibles de exhumar. Un texto muy muy guapo. Besos.

  4. Ángel Saiz Mora

    El título ya dice mucho. El texto no necesita más extensión para exponer un drama, pues nada desea más un escritor que conseguir que otros ojos le lean, llegar a corazones e inteligencias ajenos, para sentirlos cercanos. Gustar o no, vivir o no de ello, ya es otra cosa. Un relato que viene a ser un aldabonazo contundente que, como una pesadilla, refleja los temores de muchos de nosotros.
    Un abrazo grande, Edita. Suerte

  5. Eduardo Iáñez

    Un planteamiento muy efectivo para una idea interesante y que abordas desde la sugerencia y el trazo fino, pese a lo grueso de su alcance. Muy, muy atinado, enhorabuena.
    Un saludo.

  6. Edita, este es un micro muy contundente. Yo, como aficionado, también tengo un cementerio de personajes enterrados en servilletas y papeles sueltos, que se pudren en alguna gaveta, ¿debo desistir? Genial propuesta, suerte.
    Saludos.

  7. Salvador Esteve

    Seres que anhelan cobrar vida e invadir la imaginación de lectores ávidos de recorrer mundos ajenos. Siempre se puede buscar un universo a los personajes que nos acompañan, darles vida, aunque sea con electroshock, ja, ja, ja. Me ha gustado mucho este nanorelato, Edita, que inunda de aroma nuestras fosas mentales, nos hace identificarnos con ese cosmos literario que no acaba de emerger. Abrazos y mucha suerte.

Dejar una respuesta