Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

47. LEYENDAS (Concha García Ros)

Cuenta la leyenda que los hombres festejaban el fin de año con uvas y relojes. ¿Qué qué era eso? Unos aparatos para medir el tiempo. ¿El qué? Aún eres pequeño para entender, además hace tanto… Fue antes de que llegaran los libertadores,  cuando los días no eran todos iguales, antes de que dejáramos de tener sueños y pasiones. Pero qué felices somos así, sin dolor, sin futuro. Anda, no preguntes más, aún eres pequeño para entender.

45 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    No sé si está del todo mal que no haya relojes, pero que nadie nos quite los sueños y las pasiones, aunque a veces causen dolor.
    Un saludo y suerte

  2. Ana Fúster

    Futuro estilo “Un Mundo Feliz”. Ojalá sigamos siendo humanos mucho tiempo, con cada día distinto al otro, con dolor pero también sueños. Besote y suerte.

  3. Salvador Esteve

    Concha, que Dios nos proteja de esos libertadores, esos que quieren que tengamos un pensamiento único, sin sueños ni opciones para elegir, ¡terrorífico! Ya tengo un deseo para este año, que ese futuro que tú has reflejado nunca se haga realidad. Muy bueno. Abrazos.

  4. Cari Blázquez

    Me gusta el juego que propones en el que medir el tiempo parece una carga, y de hecho lo es para todos nosotros, pero la liberación de esa carga es una solución aún peor.
    Una de las grandes conquistas pendientes para nuestro futuro próximo será ser cada vez un poco más dueños de nuestro tiempo personal, ese Kairos que tú defiendes tan honradamente.
    Enhorabuena! Como siempre una excelente propuesta.
    Besos

  5. paoli

    Estoy totalmente de acuerdo con Cari y en la lucha constante que tenemos contra el tiempo.El segundo que acaba de pasar ,el minuto que no vuelve ,las horas que se van, los años que se nos pasan …volando.La crueldad mortal de cada instante que se nos va y que siempre intentamos aprovechar. Todo ese dolor con el que vivimos segundo a segundo no sería nada comparable con la unísona monotonía,de una vida ficticia y facilona exenta de retos y dificultades.
    Felicidades por el micro.

  6. El día que dejemos de tener en cuenta el tiempo, esa cuarta dimensión, seremos más felices…buieno, no lo sé, pero yo abandoné el reloj hace años porque me pasaba el día mirándolo y ahora disfruto más de los días, se me hacen más largos porqu eno veo pasar los minutos. Un abrazo.

  7. Me parece un relato muy cargado de intención. El diálogo narrado está muy bien logrado y la condensación me parece un recurso más utilizado adrede. Una idea ambiciosa que a mi entender has conseguido cuajar a la perfección con el resultado final. Mucha suerte 🙂

  8. La frialdad que llegará. Ahora entiendo a algunos políticos cuando dicen que con ellos el futuro ya ha llegado. Este y el relato 26 coinciden en un panoroma futurista desangelado, pero con diferentes perspectivas. Bien hilado, mucha suerte, Concha.

  9. Isabel

    Bueno, pues yo tu relato lo veo desde una perspectiva muy positiva. Este presente del futuro que describes no necesita medir el tiempo. Eso les evita vivir sometidos a él como en la sociedad actual y estresante en que vivimos.
    Y, por otra parte, se deja de tener necesidad de los sueños cuando se logra lo que uno anhela.
    Por tanto ese futuro en el que se vive en un presente puro y en el que cada uno tiene lo que necesita y no desea nada más me parece un mundo interesante.
    Es más, creo que la felicidad se esconde detrás de tu relato.
    Besos

  10. Eduardo Iáñez

    Concha, te has marcado un excelente relato de los que llama(ba)n de ‘anticipación’. No es tanto un relato futurista como un adelanto en el tiempo, un ver el presente desde una posición cronológicamente adelantada. Un acierto para el tema, sin duda. Y, además, lo haces en clave de distopía, como si fuese una anti-utopía, lo contrario a nuestros deseos: un tiempo sin tiempo, sin dolor pero también sin futuro. ¿Libertadores? Qué ironía.
    Y todo este rollo, solo para decirte que enhorabuena, que me parece un magnífico relato con una propuesta muy interesante para el mes.
    Saludos navideños.

  11. Un relato con tintes orwellianos y muy interesante. No dejas con la incógnita de saber quienes son esos libertadores, si vinieron de fuera o ya estaban entre nosotros… Muy buen trabajo.
    Suerte y Felices Fiestas

Dejar una respuesta