Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

58. SORORIDAD

Me despachó con unas cuantas sacudidas nerviosas al aerosol, sin demorarse en mis contornos o recrearse en los detalles. Ni siquiera firmó, como si le avergonzara que los transeúntes unieran su nombre a mi silueta. Nunca volvió por allí, ni para dirigirme una mirada cómplice sin detener el paso. Y para colmo había usado una plantilla: me pregunté a cuántas otras como yo habría plantado en las esquinas de la ciudad. Definitivamente, para mi grafitero solo fui una más.

Me sentía tan poca cosa que cuando llegaron las lluvias me aterrorizó desdibujarme. Por eso giré la cabeza, con el temor de ver unos churretes negros que me goteasen espalda abajo y fueran borrando mi cuerpo de toda memoria, sin empatía, compasión o remedio.

Entonces lo vi. Caminaba muy deprisa. Se protegía del agua con un paraguas roto y miraba hacia atrás con gesto de terror, como si él también esperase descubrir goterones negros sobre la acera. Como si a él también lo hubiesen despachado sin contemplaciones y temiera desdibujarse. O peor, que lo borrase la figura que lo seguía mimetizada con las sombras. Pero aun así tan nítida. Tan parecida a mí.

 

27 Respuestas

  1. Excelente inspiración la que te ha dado la foto de Waterhouse para regalarnos este espléndido relato. Además, nos das la oportunidad de aprender el significado de un, para mí, desconocido palabro: Sororidad, aplicado a la solidaridad entre mujeres y que le viene clavado a la historia. ¡Machistas del mundo, temblad!
    Suerte, Ana, y un besazo.

  2. Ana Fúster

    Muchas gracias, Rafa. Me suele costar trabajo poner títulos que me convenzan, pero en este caso nada más terminar de escribirlo se me ocurrió el palabro, como bien dices. Un abrazote.

    1. Ana Fúster

      Hola, Yashira, no es una palabra común, pero como le digo a Rafa me vino a la mente nada más terminar y me pareció que le iba muy bien al texto. Muchas gracias por pasarte a leer y comentar. Besos.

    1. Ana Fúster

      Hemos hecho sufrir mucho a esa “niña del Exorcista” en lo que va de mes, es justo que su creador comparta un poco su angustia…Digo yo. Muchas gracias por comentar, me alegra que te guste. Besazos.

    1. Ana Fúster

      Ni una décima parte como los tuyos, tu “Somos” de este mes es tan espectacular que apuesto por él como finalista anual. Muchas gracias por pasarte y por tus comentarios, que siempre son amables con mis relatos. Besos.

  3. Paloma Casado Marco

    Esa idea de la plantilla para clonar un dibujo y desindividualizarlo me parece todo un logro en el cuento. Pero al fin el dibujante (cazador) también acaba cazado por su creación. Un estupendo micro como todos a los que nos tienes acostumbrados.

    1. Ana Fúster

      Pues tú lo has dicho, lo que subyace es en realidad es la historia de un “cazador cazado”. Muchas gracias por tus palabras y un abrazo grande, Paloma.

    1. Ana Fúster

      Esa niña había sufrido mucho ya, me resistía a volver a hacerle pasar por algo terrible, aunque aún así tuvo sus malos momentos en este relato. Gracias por leer y por tus palabras, Dominique, Besos.

  4. Belén Sáenz

    Magnífico relato, admiradísima Ana. La historia es original y perfecta desde el principio, pero ya el giro final es pura genialidad. Felicidades y gracias por compartirlo.

    1. Ana Fúster

      Belén, no me digas esas cosas, que engordan… el ego, y es mejor mantenerlo en su peso justo. Qué decir, me encanta que te haya gustado tanto. Muchas gracias por tu visita y tu comentario y un abrazo grande.

  5. Ángel Saiz Mora

    Un relato lleno de recursos muy bien escogidos, en el que late el deseo de individualidad, de destacar del resto, junto al afán de permanecer; características, ambas, muy humanas. La figura femenina protagonista quiere ser única, merece que la valoren por sí misma y perdurar en el tiempo, que ninguna lluvia la borre. Esta pequeña reflexión es la que me ha producido una primera lectura de tu relato. Sin embargo, al fijarme en el título y buscar su significado (yo tampoco lo conocía), también podría interpretarse como la solidaridad entre las mujeres a quienes un hombre ve o trata como simples objetos iguales unos a otros, sin apreciar las particularidades de cada una. Solo la unión de todas pueden hacerle comprender su error.
    Un relato lleno de ingenio y abierto a diferentes mensajes. Como todos los tuyos, siempre interesante.
    Un abrazo, Ana. Suerte

    1. Ana Fúster

      Te admiro, Ángel, tanto por tus relatos como por tus comentarios. Primero, porque son incansables a la hora de apoyar a los compañeros con palabras generosas (y la calidad humana siempre ha de estar por encima de todo lo demás). Y luego, por tu lucidez y habilidad en los análisis. Has captado exactamente la esencia del relato tal como la pretendía, pues bajo esta historia tipo fantástico subyace otra mucho más real, la del hombre que siempre aplica la misma “plantilla”, pasando de una mujer a otra sin preocuparle lo que deja tras de sí. Muchas gracias por leer, por tu tiempo y por tus palabras. Un abrazo grande.

  6. alberto

    Hay quién critica eso de ofrecer una moraleja o enviar un mensaje moral dentro de un micro. Pero a mí me chifla. Creo que, aún sin querer, todos lo hacemos. Además, en tu micro has unido una adaptación perfecta a la imagen con un grito, con una llamada de atención hacia esa palabra tan preciosa. Sororidad. Gracias y enhorabuena

  7. Alberto Moreno Sánchez-Izquierdo

    Hay quién critica eso de ofrecer una moraleja o enviar un mensaje moral dentro de un micro. Pero a mí me chifla. Creo que, aún sin querer, todos lo hacemos. Además, en tu micro has unido una adaptación perfecta a la imagen con un grito, con una llamada de atención hacia esa palabra tan preciosa. Sororidad. Gracias y enhorabuena

    1. Ana Fúster

      No creo que pretendiese enviar un mensaje moral, aunque es innegable que quien juega con personas se expone a que un día una persona juegue con él -o ella, porque sin duda la historia sería reversible,solo habría que cambiar el título. Muchas gracias por leer y tú comentario generoso, Alberto. Saludos.

    1. Ana Fúster

      Pues ya sabes la satisfacción que supone que un relato guste y además te lo digan. Muchas gracias por tus palabras y por esos besos. Abrazo grande para ti.

    1. Ana Fúster

      No creo que la sombra quiera venganza, sino más bien una llamada de atención, aunque habría que preguntarle a ella. Por cierto, espero que el “tienes” sea un error del corrector 🙂
      Muchas gracias por tu comentario, Luisa, un abrazo.

  8. Mónica Rei

    Me encanta tu relato. Me encanta como símbolo y me parece que el título le da el PUM! que todo microcuento necesita. Felicidades y suerte.

  9. Maravilloso relato, Ana.
    Me ha encantado esa idea de la silueta que no quiere ser borrada por la lluvia, más todavía cuando entiende que como ella hay miles repartidas por la ciudad. Una historia original y un mensaje contundente.
    Abrazos y suerte,

    1. Ana Fúster

      Es verdad que los títulos son fundamentales en los micros. Si este te parece acertado, me alegra saberlo.Muchas gracias por pasarte y por tus buenos deseos, Mónica.

Dejar una respuesta