Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

78. Mundo interior (montesinadas)

Suena el disparo y me sitúo en los puestos de cabeza. Mantengo el ritmo. En cada zancada siento la textura del terreno, la dureza del asfalto. Una  respiración cercana me persigue y detecto la pronación en su mirada.

Comienza a llover, un agua tibia, agradecida. El trazo de mi pisada queda grabado en la moldeable arcilla de la que surgen, burbujas de oxígeno de algún insecto, que intenta llamar la atención para no morir aplastado.

Comprimo el empeine y los músculos extensores hasta conseguir, de nuevo, una pisada regular que soporta bien las vibraciones que emiten las maderas del puente que cruzamos.

Evito algunos restos de dietas disociadas mal asimiladas, y rostros pálidos tendidos de cúbito supino con la mirada desgastada y el ritmo a la deriva.

En el barrio antiguo sorteo los cuerpos que  resbalan y  dejan codos y rodillas tatuadas o trozos de piel de atleta, hecha fósil, sobre los adoquines milenarios. En la última cuesta tenso con fuerza el pie y marco bien el talón para evitar la onda de choque.

Cuando rompo la cinta, lo primero que hago es mirarlas. Me gustan mis nuevas zapatillas.

14 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    No me extraña que las mires y remires, después de lo que han contemplado y sufrido, las pobres, albergando los pies de alguien capaz de, además de ganar, dejarnos estos muy visuales asertos, en ocasiones eufemísticos, o así, al menos, lo creo yo. Enhorabuena y suerte. Un saludo.

    1. Amigo Ximens, ahí estamos , seguimos intentando sacar alguna cosa decente.
      Y sí es cierto para el corredor enfermizo, nada hay que le distraiga de su reto interno y son muchos minutos corriendo y las zapatillas pueden ser sus únicas aliadas.

      Otra cosa es que lo haya encajado en condiciones . Como siempre ximenbs, una amigo, un admirador, un esclavo un siervo…

  2. MªBelén

    Unas zapatillas tan estupendas como tu relato, estoy por comprarme unas iguales…
    Una carrera de letras con gran intensidad hasta la misma cinta de la meta. Creo que has conseguido subir al podio. Suerte.
    Un abrazo Manuel

  3. María Jesús Briones

    El título me hace pensar en una carrera interior de tu “prota”, y sus reflexiones en cada uno de los pasos cotidianos, impulsado por el motor de sus zapatillas.
    Saludos.

  4. Hola Manuel a mi me han llamado la atención, eso de la pronación de la mirada, o aquello del decúbito supino. Por lo demás me parece un relato muy imaginativo, con un final original que además te saca ina sonrisa.
    Me ha gustado mucho.
    Besos

Dejar una respuesta