Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

89. LA BARRA DEL BAR ESTABA LLENA (Alberto Muñoz)

Los clientes, ajenos a lo que pasaba alrededor, tomaban algo y pensaban en sus cosas. Todos menos uno, un hombre, disfrazado de payaso, que miraba hacia atrás con expresión triste. Intenté abrirme un hueco para que el camarero pudiera verme. Le miraría a los ojos, sus preciosos ojos y sonreiría. Toqué suevamente el hombro del payaso para pedirle que corriese su banqueta un poquitín y me hiciese un hueco. Él se levantó y me ofreció su asiento. No acepté, pero apoyé una mano en el respaldo, igual que hacía él. No había nadie detrás de la barra. Su cara, a pesar del maquillaje me resultaba conocida. Sonrió y me di cuenta.

—Pero, no eras tú ayer el camarero.

Aunque él no lo sabía, era el motivo de mi presencia allí.

—Sí, pero han reducido personal. Me he disfrazado así, porque me enteré de que en el mercado, con motivo de la fiesta, buscan un animador que se encargue del puesto de pavos precocinados.

Un camarero se acercó a la chica.

—¿Qué desea?

—No, nada, estoy bien.

Acercó su mano a la del payaso y pensó:

“Tendrás tú que adivinar lo que deseo”.

3 Respuestas

Dejar una respuesta