Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

9. Irrelevancia aprendida

No conocen otra forma de dormitar que no sea ésa, con la nariz de ella aspirando la fragancia de su cuello.

Con los años, ha asistido como matrona al nacimiento de los nuevos pliegues y arrugas que ahora mapean su garganta. En su oreja izquierda —sospecha que también en la derecha— ha ido creciendo un prado blanco; y también en ese pecho que conoció lampiño.

Pero nada de eso importa.

Con los años, los brazos que le rodean se han vuelto débiles. El hombro sobre el que siempre reposa la mejilla ha ido cambiando su relieve del suave contorneo de la juventud al perfil anguloso de la experiencia. Del lado izquierdo de su frente —sospecha que también del derecho— se ha ido retirando la línea del cabello, soldados de infantería atrincherados en sus sienes plateadas.

Pero nada de eso importa.

Con los años, él ha cambiado tanto como ella. Y sin embargo siguen juntos.

Porque nada de eso importa. No cuando sois siameses.

10 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una historia de lo más original, en la que se desgrana el paso del tiempo a través de los inevitables cambios físicos, con un lenguaje muy cuidado e interesantes expresiones. Tu protagonista ha aprendido el arte de la resignación en toda su amplitud. Cuando nada se puede hacer para mejorar unas circunstancias el único camino es la adaptarse, de ahí que tu protagonista parezca tan preparada para aceptar los signos de la degradación de los años en el organismo, propio y ajeno. A pesar de la referencia a uno solo de los lados de la otra persona, solo al final se desvela, con acierto, la causa de ese mundo de apreciaciones limitado.
    Buen relato, Alicia, desde el título.
    Un saludo y suerte

    1. Alicia Isabel León Lobera

      Muchas gracias, Ángel. Me alegro de que esas referencias al lado izquierdo de uno de los protagonistas no enmascarasen mi pequeña sorpresa final. En cualquier caso, tu análisis del relato es acertadísimo, pues quería reflexionar sobre cómo el tiempo pasa, inexorable, para todos.
      Gracias por tus palabras.

    1. Alicia Isabel León Lobera

      Gracias, Calamanda. Me gustan las sorpresas finales y no quise precipitarme en este relato.
      Me alegro de que te guste, ¡saludos y suerte!

  2. Lo que parecía un relato edulcorado, encaminado a un inevitable final sentimentaloide, da un sorprendente giro final que nos descubre una realidad bien distinta. Muy bueno. Me ha encantado.
    Felicidades, Alicia.
    Un abrazo.

    1. Alicia Isabel León Lobera

      Muchas gracias por tus palabras, Rafa. Puesto que a mí me apasionan los relatos con un giro final inesperado, de esos que te dejan con vértigo… intento lograr algo parecido.
      Me alegro de que te haya gustado. Un saludo y suerte.

Dejar una respuesta