Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. A tope

—Apaga la radio, por favor —le pido a mi marido.

Acabo de llegar de la calle, cargada con la compra de la semana, y desde la entrada le veo tumbado en el sofá. Suspira y le oigo decir que soy una pesada, que ya está harto de tanta gilipollez.

—¿No crees que ya eres mayorcita para seguir jodiéndome la vida, con aquella historia de tu padre poniendo la radio a toda leche para zurrar a gusto a tu madre y que no les oyera nadie? ¡Chorradas!… Seguro que se lo estaban pasando de miedo y que tu madre era una escandalosa.

Ahora se ríe a carcajadas y no me oye ni me ve llegar porque estoy descalza, y que el sofá está de espalda a la entrada.

En la mano llevo un candelabro de plata, un regalo de cuando nos casamos; por fin va a ser útil, solo me queda subir el volumen de la radio.

17 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡Al enemigo ni agua! Este microcuento es un revulsivo excelente contra los bestias, a quienes hay que aniquilar. He disfrutado mucho con este alegato tuyo y su efecto telescópico de vasos comunicantes, solo que al revés. Ojalá cunda. ¡Buenas Tardes! Post Scriptum : ¡¡Además te presto mi ambleo para ser más contundente!!

    1. J u a n P é r e z

      ¡No tiene mérito, V e r n a y , es un regalo esa palabra que me dio el mecenas de esta bitácora [ aka Jams ]; hasta entonces yo también la desconocía, y dado mi hechizo por las cosas góticas y religiosas, me encantó y..¡¡He de compartirla!! Un Abrazo de Jota.

  2. Todo llega a su fin y este gilipollas no será la excepción. Dos elemento que se aúnan perfectamente: El candelabro y la radio a la protagonista.
    Excelente.
    Un abrazo y suerte.

  3. Hay maridos que son unos bocazas (jajaja).
    Aveces, una música de fondo no amansa a las fieras.
    La genética, la rabia, los traumas… Este relato refleja las vidas de puertas adentro de una vivienda. Lo que a los vecinos se les escapa.
    Mucha suerte.
    Un abrazoooo

  4. Una virtud muy bien descrita en tu relato, la de hacerte tuyo y saber usar aquello que algún día te causó duelo. La radio de fondo, y la radio como colaborador necesario para pertrechar ese final ciertamente inesperado. Mucha suerte 🙂

  5. Mª Belén Mateos

    Crónica de una muerta anunciada. En cuantas casas o cuantas mujeres tendrán que oír semejantes comentarios tan machistas e insulsos. Unas risa que van a ser las últimas, una mofa que se va a acabar con un golpe de radio y algo más.
    Muy bien llevada la historia y contada de manera ágil y estupenda.
    Un beso.

  6. Ton Pedraz

    Triste historia, como tantas que asolan los informativos. Ojalá dos iguales jamás se viesen en la obligación de recurrir a la violencia, de cualquier tipo, para solventar sus diferencias.
    Bien escrito este alegato. Suerte,
    Ton.

Dejar una respuesta