Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ABR140. SEIS EUROS Y UN BOTÓN, de Érika González Leandro

De mayor quiero ser caballero, pero no de los que llevan pesadas armaduras y se pasan la vida luchando encima de un corcel, sino de esos que dan rosas a las niñas y les ruedan la silla al sentarse.
No sé dónde puedo ir para estudiarlo, mi madre dice que me bastará con no hacer las cosas de papá, por eso he decidido practicar con ella y así sacarle la alegría que perdió cuando su barriga se volvió inesperadamente plana.
Al salir del colegio fui a por el ramo más grande de la floristería aunque con los seis euros y el botón de mi bolsillo solo alcancé para unas flores de plástico. Se las entregué acompañadas de una nota “No tienen vida pero se quedarán contigo siempre.” Mamá lloró como nunca, tanto que pensé en retirarme de la caballerosidad hasta que las lágrimas resbalosas de su cara le tejieron de nuevo la sonrisa.

34 Respuestas

  1. Ginette Gilart

    Precioso relato, Erika, me ha gustado mucho. El amor de un hijo hacia la madre es impagable.
    Me he pasado por tu blog y de él se desprende delicadeza y sensibilidad,me ha encantado.
    Un abrazo y suerte.

  2. Triste coincidencia entre la vida y la muerte, la frescura y el plástico, el ahora y el para siempre…
    Tierno relato. Lleno de inocencia, de cariño… y de desamor entre los padres (¿tal vez malos tratos?).
    Me ha gustado el punto de vista infantil. Esa mirada que enternece la historia.

    Un abrazo, Érika.
    Amparo M. A.

  3. ¡Qué caballero más tierno, Erika! Es un relato encantador, nos deja con el sabor de esa maravillosa infancia que sabe arrancarnos a los mayores sonrisas y alegrías.
    Un abrazo y suerte

  4. Marta López Cuartero

    Felicidades, es un relato precioso. Abordan la caballerosidad con mucha ternura. Y crudo, por desgracia a la orden del día. Un abrazo.

  5. Manejas la ternura como nadie, ruequita. Me gusta todo, empezando por el título que es maravilloso, pasando por la trama y la mirada de niño, pero lo que más más me gusta es esta expresión: pensé en retirarme de la caballerosidad. : )
    Un empujoncito para este, que se merece estar en el podium. Y besazos para ti!

  6. Precios Érika, muy tierno. Ojalá todos nuestros niños desearan desarrollar la caballerosidad para así mejorar los valores de esta sociedad vacía en que se nos está sumergiendo.

    Mucha suerte.

Dejar una respuesta