Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ABR147. ÚLTIMAS NOTICIAS, de Nicoleta Ionescu

“Pasados tres años desde su extraña desaparición, en un accidente de avión ocurrido en Rumanía, durante la caza de jabalíes organizada por el millonario Ion T., el académico español José Luís Morales Diaz, historiador de la cultura indoeuropea, discípulo de Mircea Eliade, fue declarado oficialmente muerto.”

La viuda no llora. Piensa en sus últimas palabras:

“…los magnates, que pagaron un montón de dinero para satisfacer su sed de sangre, volvieron a sus casas. Nos quedamos los tres invitados especiales de Ion, los del Orden de los Caballeros Danubianos… Había encontrado a Ion T. en 2000, como sponsor principal del Congreso de traciología de Bucarest, cuando me había entregado aquella medalla representando al Jinete Tracio, Héron Invictus, el Inmortal… Desde entonces… me puso en contacto con…. una permanente correspondencia… descubrimiento epocal…. el Orden… tabú… misión secreta…

Mañana por la noche… la caza mágica… cada año… a los… de febrero… solamente los iniciados … El Jinete reincorporado saldrá de su grieta para matar la Fiera… Persiguiéndole, descubriremos la entrada en la Montaña Sagrada. Los misterios de Zamolxis… la inmortalidad…

Entre tanto, “nuestro avión” caerá al suelo. No habrá sobreviventes. No llores, María. Perdóname. Destruye esta carta. Te amo mucho…”

5 Respuestas

  1. Isa

    Se me escapa información, es como si la historia fuese para más de 200 palabras. No entiendo el uso de los puntos supensivos en una carta; pero debo de reconocer que el primer párrafo abre unas posibilidades realmente interesantes.

  2. Nicoleta

    Gracias, Isa, por tu comentario. Los puntos suspensivos se justifican porque la viuda recuerda solo de modo fragmentario la ultima carta de su marido, la que fue destruida, así como le había pretendido. El lector tiene que llenar con su imaginación el texto. Claro, me gustaría escribirla en más de 200 palabras…

    P.S. Corrección en el texto: sobrevivientes, en vez de sobreviventes.

  3. Isa

    Claro, el error es mío al imaginar el texto por escrito y no en el recuerdo de la viuda. Creo que la palabra que encajaría mejor en el texto sería “supervivientes”. Un saludo.

Dejar una respuesta