Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO01. ETOLOGÍA, de Juan Antonio Morán (JAMS)

Que haya llegado a soñar con mi cuerpo convertido en un divertido esqueleto en el que las hormigas corren por el tubo hueco de los huesos no me convierte en perturbado; puedo admitir un grado de obsesión, pero quién se salva de eso…

Hace seis meses que aparecieron recorriendo una línea imaginaria que cruzaba mi habitación hasta desaparecer bajo el armario. En unos días se multiplicaron por todo el piso y eso estimuló mi interés. Aparté algunos muebles, desmonté las ventanas del salón y renuncie a la ducha cuando adiviné que el desagüe formaba ya parte de este inusitado hormiguero.

Me dediqué, entonces, a observar el cumplimiento jerárquico y funcional de sus individuos; su perfecta, estúpida y monótona maquinaria; el pánico ante lo imprevisto, la violenta reacción frente a lo extraordinario. En los últimos días he podido consultar varios manuales para confirmar mi sospecha de que un hormiguero también es un semillero de comportamientos interesados y egoístas.

Pero el caso es que me ha despertado el teléfono móvil. Le he contestado a Sonia que los domingos duermo hasta más tarde y que no estoy convencido de que sea buena idea su visita. Hemos decidido hablar más tarde. Es irremediable, supongo.

23 Respuestas

  1. Muy buen micro sobre obsesiones reflejadas en las siempre inquietantes (por lo menos para mi) hormigas.
    ¿Has tenido de niño un hormiguero de esos de plástico en donde se podía contemplar el ir y venir de las hormigas?

  2. Tienes muy estudiada la dinámica. Lo bueno es que, con toda seguridad, te brota del talento antes que de la reflexión; esa con la que conviertes tu relato en un texto esmeradamente trabajado.Hasta el punto de que se transparenta ese cuidado en las “dosis” de palabras que conforman cada párrafo, desde un estudiado comienzo hasta un final al que llegamos cómodos tras haber disfrutado en el camino. El lector siempre detecta turbulencias, y en este caso no las ha habido. Un placer analizarlo

  3. Todos somos un poco como las hormiguitas, seguimos unas normas, rutinas y comportamientos cotidianos, repetitivos y, muchas veces, sin sentido, pero así somos… “es irremediable, supongo”.

    Enhorabuena, Juan!!

    Muy buen relato!!!
    Un abrazo
    Marta

  4. Muy psicológico el micro con ese golpe de realidad del final. Sin embargo las colonias de hormigas (y termitas) son un gran ejemplo de organización muy elaborada en la escala evolutiva. Vamos que son muy inteligentes. En mi micro les reservo una sorpresita.
    Un abrazo.

  5. Muchas gracias por lo comentarios. No estoy muy contento este mes con el resultado, y vuestros comentarios me lo demuestran. Hay que trabajar más… yo fui de lo que siempre tenía que recuperar alguna en septiembre…

  6. JAMS, tu cuento trascurre por imagenes fluidas y descriptivas de un perfil sicologico que raya los limites de la normalidad; ahí nos reconocemos todos en algún momento de nuestra vida. Enhorabuena por tus palabras para despedir del mes de JUlio; por las que dedicas a dar la bienvenida al de Agosto y; en particular por el concurso. Saludos

  7. He leído varias veces tu relato JAMs, y sobre todo el final me choca. En vista de tu comentario en el que dices estar descontento, te diré como yo lo veo, prescindiendo del cuarto parágrafo. O sea, desde “Pero” hasta el final “supongo” y leyendo la historia desde el tercero hacia arriba, acabando con el primero, tu historia es muy buena y sobre todo genial lo del esqueleto recorrido por dentro, y el final abierto con sus puntos supensivos.
    Así es como yo lo he visto y como no concursas , te lo digo.
    Sueles ser bastante original en tus relatos o imágenes.
    Abrazo.

  8. Ya que estamos, a mi el final es de los que me gustan, provocando un giro brusco pero idóneo en la lectura. En mi otro comentario solo defendía que el comportamiento de las hormigas está muy estudiado, se adaptan a todo y nos sobrevivirán a los pobres mortales cuando llegue el cataclismo.

  9. El relato me gusta, sobre todo la narrativa y el planteamiento, ahora bien, el final, no consigo conectarlo, lo he leído varias veces y no sé a dónde nos lleva, igual a ningún sitio, y estoy buscándole tres pies al gato….
    Un abrazo, Rosy.
    (te he dicho alguna vez que tu blog me encanta?…jajajaj)

  10. Amigo Jams, acabo de leer que estás descontento. Tengo tu texto en la mesa de autopsias, totalmente seccionado y dispuesto a desvelarme todos sus secretos CSI .
    Tu texto, naturalmente, opta desde el mismo comienzo por una dinámica inusual en el relato estándar, con una partícula de relativo que advierte claramente que estás optando por una opción arriesgada en la que un narrador en primera persona asevera categóricamente cuando dice que todo eso ” no le convierte en perturbado”. Hasta ahí , todo corre a cargo de una intención expositiva en la que el despegue aún no se ha iniciado, porque aún no hay dinamica: se ha demorado intencionadamente. Como puente, nos brindas la sombra de la duda cuando con la frase “y quién puede saberlo!”, nos haces pensar que no perdamos de vista esta frasecita, no sea que resulte ser la que nos descubra un posible pastel.Nos alerta levemente.inconscientemente, tal vez, pero en una segunda lectura ya hasta nos preguntamos por ella.
    Es en los dos siguientes párrafos en donde tiene lugar toda la maestría y la frescura del relato.Apoyándote en una frase que hace alusión al pasado (“….hace seis meses que…”), remontas con una dinámica claramente activa que a modo de vuelo de Ícaro, asciende hasta diluirse en una frase que cierra de forma conclusiva:”un hormiguero también es un semillero de comportamientos..”, que sirve de descanso ante una activa enumeración de acciones que han ido transcurriendo hasta desembocar en ese punto : ” …. aparté…. desmonté…. renuncie´….adiviné….. me dediqué….” ( un clarísimo ejemplo de la utilización de este recurso narrativo podemos verlo en la novela “Intemperie” que está arrasando en las ventas de este año 2013 en todas las librerías propias y ajenas. Páginas 14 en adelante. Pretéritos perfectos (percibió… pensó…. calculó…) hasta pasar de la docena en un fragmento , a cuyo cargo corre todo el peso narrativo. Prueba de la eficacia de este recurso narrativo lo tenemos en el relato ganador de ENTC en el año 2012, de Mónica Sempere , titulado “Palabra de honor”, donde el esqueleto del escrito está formado por toda una batería de verbos en pretérito que nos llevan de la mano, enriqueciéndolo.
    Efectivamente , quizás el último párrafo peque en exceso de coloquial, llegando a parecer incluso que es un fragmento que pertenezca a otro texto. Pero uno al final hasta llega a pensar que es una licencia del propio autor. E incluso ya metidos en la historia,hasta una jugarreta que se permite el propio personaje. Un personaje que ya debiera habernos inquietado desde el principio , pues ya se nos había advertido de su fiabilidad. Que esto tiene su intríngulis.

  11. El final se quedó deslavazado, demasiado desconectado del resto del texto … y debería ser su conclusión, todo lo anterior viene a explicar su miedo a enfrentarse con una sociedad (una persona) que sospecha que no va a querer entenderle. No pasa nada. Esto es todo un trabajo de hormigas 😉

  12. Pues a través de tu escritura ya te digo que eres fantástica, así que en distancias cortas no temas, que es lo mismo ( o mejor) 😉

    A propósito del libro “Intemperie” te diré que puedes leerlo, si quieres, pero a mí, que no me gustan nada los best-sellers, para variar, no me dijo nada. Será problema mío, sin duda. Para compensar, me lo leí subrayando los verbos y acotando otros cuantos recursos descriptivos.Se descubren cosas. El escritor es bueno, la verdad, pero a mí no me enganchan ese tipo de historias, así que recurrí a la forma. Así es más digerible.
    No te he dicho nunca que encuentro tus últimos relatos como muy intensos, como con mucho plancton? Pos sí. un abrazo,Ana U.

  13. Auténtica sociología, “hormiguil” y humana, en este relato inquietante. Porque ¿a quién no le inquietan esos animalillos tan disciplinados? Como entren en una casa, son una plaga difícil de erradicar, una auténtica pesadilla.
    Me han gustado mucho las disquisiciones del micro.
    Abrazos.

  14. para mi la primera frase:
    “Que haya llegado a soñar con mi cuerpo convertido en un divertido esqueleto en el que las hormigas corren por el tubo hueco de los huesos no me convierte en perturbado;”
    me anunciaba demasiado pronto de que se trataba de un sueño…

    creo que la misma historia contada como si no seria un sueño pero como si era un muerto que sigue teniendo lucidez y sensaciones habría sido autenticamente de terror…
    y más si el desagüe habría sido el de su propio cuerpo y no de una habitación… y que las ventanas sean las ventanas de su nariz por ejemplo…

    es decir que creo en efecto que tu relato habría podido ser lo mejor de lo mejor por el contenido pero que el continente no ha estado a la altura…

    ahora ya vos he leído a todos, hasta esta fecha del 10 de julio, y ¡ahora tengo cuatro relatos hechos!… no sé por cual me decantare pero te doy las gracias por haber renovado mis ganas de escribir…

  15. Me quedo con las cuatros primeras líneas por la sensación que producen en el lector, y con el tercer párrafo y su relación -más o menos implícita- con el comportamiento humano. Coincido que con otro final podría quedar más redondo. Abrazos.

  16. Jams claro… no duermes y luego tienes cada sueño… creo que al final sí que está un poco perturbado, o yo al menos no acabo de captar el relato del todo, pese a la autopsia de ahí arriba. Este mes me parece un tema difícil la verdad… Muxus

  17. Como he estado ausente, he decidido empezar por el principio.
    Todos hemos visto alguna vez una hormiguita en nuestra casa, pero claro lo de tu relato ya es muy preocupante, una plaga total, y la inquietud añadida del esqueleto.
    A mi me has dejado alerta, y atenta a los rincones de casa…
    Beos

Dejar una respuesta