Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO07. LA CUCARACHA, de Paloma Casado Marco (Ópalonegro)

Supe que esa cucaracha gorda que encontré en la cocina era la reencarnación de Gregorio cuando, en vez de correr, como hubiera sido lo natural en una cucaracha, se me quedó mirando con un gesto de reproche, igual igual, que el de mi difunto marido.
Luego, ante mi estupefacción, se dirigió muy digna a comerse las migas del bizcocho de mi plato para, acto seguido, subirse a su sofá favorito y quedarse dormida.
Anduvo tras la siesta recorriendo la casa con sus patitas cortas, como hacía Gregorio y, por la noche, intentó escalar por mi pierna derecha hasta que le sacudí un manotazo diciendo: “¡Gregorio, por Dios, siempre estás pensando en lo mismo!”.
Meditando quizás en la dificultad de la empresa por haber caído patas arriba, tuvo que ceder en su empeño y, volteándose muy digna, desapareció de mi vista.
Coincidió que en esos días comenzó a visitarme un antiguo amigo para consolarme en mi duelo. Un día que Gregorio nos sorprendió juntos, no tuve más remedio que atizarle un escobazo.
Como a mi amigo pareció sorprenderle un comportamiento tan contundente en una mujer sufrida como yo, tuve que confesarle con voz queda: “No soporto las cucarachas”.

35 Respuestas

  1. Paloma, en este relato me demostraste la gran escritora que eres. El relato ingenioso, divertido y con una sorprendente fluidez le pongo un 10. Enhorabuena sin duda te has triunfado, Sotirios.

  2. Muy mal hecho ese trato hacia un ser con sentimientos y necesidades, y más si forma parte de la familia. Nunca se sabe en que momento necesitarás mimos en la siguiente etapa. Quizás hubiera sido más humano buscarle pareja. Te deseo lo mejor con este micro tan inteligente, divertido, bien elaborado y consecuente con la obra del mes. También deseo que Gregorio, pese a sus corta patas, siga vivo.
    Abrazo y felicidades.

  3. Estupendo relato desde el arranque, digno de antología. Su tono coloquial casa magníficamente con una trama familiar que busca la complicidad del lector. Como ya ha quedado dicho, inteligente y divertido. Enhorabuena.

  4. Muy bueno. Digno de tu creativa imaginación. Me has recordado a mi primera noche en la litera de la mili. Algo hurgaba en mi calzoncillo y resultó ser una cucaracha de las que llaman de cafetera, menos asquerosas que las gorditas negras y que las grandonas cucas de Canarias. Ante mi desconocimiento del mundo de los insectos, y por las referencias recibidas, pensé que era una ladilla, pero no, ya me inmormé al respecto.
    Suerte y a seguir inventando.

  5. Muy divertido, Paloma!
    Coincido con los comentarios: el tono, la sencillez de la historia, la cercanía de los hechos hacen que se establezca una complicidad con el lector que hace incuestionable que el marido se haya reencarnado en cucaracha!!! Fantástico!!!

    Y buen guiño a la historia original, perfecto homenaje!

    Enhorabuena y suerte, Paloma!
    Un abrazo
    Marta

    1. Gracias Marta por tu comentario, pero propongo otra vuelta de tuerca: dices que es incuestionable que el marido se haya reencarnado en cucaracha, y yo planteo: ¿Y si es ella la que está trastornada e imagina todo? ¿podemos dejar de creer en la narradora y ver el escenario con objetividad?
      Al fin y al cabo, solo existe una cucaracha que se comporta como cualquier otra y una mujer obsesionada que ha llevado una vida insatisfecha con su marido recién fallecido.

  6. Me ha encantado tu relato, Paloma, no solo por lo divertido y bien llevada que está la historia, de tal forma que ni nos planteemos que no sea verdad lo que cuentas, sino por cómo los has estructurado con esas pinceladas que describen casi una vida, y su perfecta integración con el tema del mes. Estupendo este nuevo Gregorio Samsa.
    Mucha suerte y saludos.

  7. Con una escoba no te cargas a ningún bicho, a menos que la des la vuelta y lo aplastes con el mango. Creo sinceramente que esta señora juega a dos bandas y reserva al Gregorio para cuando se marche el amiguito. Opaloma, como siempre, imaginación al poder. Muy buenas escenas.
    Un abrazo.

  8. “Una mujer sufrida como yo” si ya venía riéndome, ahí ya casi me caigo, ja ja… me encanta tu humor y esa capacidad de hacer creíble y hasta cotidiano cualquier situación absurda. Me gusta mucho el estilo natural que has utilizado y el uso de la primera persona que tanta fuerza y cercanía le da, eres una artista en este tipo de relatos. “Siempre pensando en lo mismo”, hay frases gloriosas, simplemente una joyita del absurdo. Nos vemos

  9. Paloma me ha gustado mucho tu relato. La verdad es que todos los que voy leyendo me gustan, no creí que el mundo de los insectos diera para tanto.
    Pero el tuyo es de los que mas me gustó, esa reencarnación del marido, en cucaracha… es genial.
    Felicidades.

  10. Qué relato tan ingenioso Paloma, no sé si he hecho bien en reírme, pero imaginar la escena me ha parecido una pasada,la cucaracha ahí mirándola jajaja. Espero que tengas mucha suerte con él.

    Un abrazo.

  11. Paloma, un relato divertido, metafórico, descriptivo. Una forma de narrar que hace verosímil hasta esa reencarnación en cucaracha. Una relación de pareja muy convincente.
    Y el escobazo… se lo ha ganado a pulso 🙂
    Felicidades.

    Un abrazo

Dejar una respuesta