Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO135. EL SUEÑO DE EVA, de Ana Belén Rodriguez Piqueras

Sucede doctor que a veces me despierto llorando con el rostro seco. Me limpio la cara notando como ellos la recorren con su sucio cuerpo y me dirijo a mi ducha matutina. Levanto los brazos, me inclino y aprehendo el alba como mejor puedo.
Todo comenzó hace un par de años cuando decidí mirarme al espejo. Antes los sentía pero pensaba que con una ducha se irían y ahora toda el agua del mundo no es suficiente para extraer los gusanos de mi cara.
_ Debemos buscar una solución Eva.
Doctor, el otro día uno de los gusanos se coló en mi casa, se aferró a mi rostro y en una de mis lágrimas salió viéndole uno de mis hijos.
_Necesita salir de esto, vénganse a mi casa unos días.
Eva salió de la consulta, se vistió en un bar cercano. Primero las botas rojas, luego la falda de terciopelo y finalmente aquellas viejas medias malva. Con cuidado salió a la calle procurando no ser vista, pero antes de situarse en el lugar de siempre compró un bolso grande y guardó todas sus ilusiones lejos de los gusanos , bajo llave, soñando recuperarlas algún día.

4 Respuestas

  1. Es horrible. La intención del relato es retratar el caso de una mujer que se ve abocada a prestar servicios en la calle ( de ahí las botas rojas, las medias malva y la falda de tercioleo y el colocarse en el lugar de siempre) y los gusanos son un simil a las personas miserables a las que atiende. El médico es un sicólogo que la intenta ayudar a salir de la calle.
    El hecho de que los hijos vean los gusanos es porque cada vez es más dificil para ella ocultar su trabajo.

    Muchas gracias por tu comentario Gloria. Un abrazo fuerte!

Dejar una respuesta