Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO66. PERFIDIA, de Antonio Diego Araujo Gutierrez

Le esperaba. Lleva todo el día rondándome con su timidez, aprovechando la más mínima ocasión para cruzarse conmigo, para tocarme. Finjo estar dormida mientras escucho como se desliza de forma sigilosa por la oscura habitación. Siento un sudor frío que refresca como un riachuelo cada una de mis vértebras.

Él también está nervioso, indeciso. Roza la tersura de mis muslos a través de la sábana, luego mi vientre. Pero no se decide. Noto que se distancia de mí por un breve instante que se me hace eterno.

Vuelve. Esta vez se acerca con todo su aplomo, seguro de sí mismo. Me acaricia el brazo. Se detiene. Yo ya no puedo contenerme más. Abro los ojos. Le miro fijamente. Me abalanzo con el brazo que me queda libre hacia él.

No puedo evitar esbozar una pérfida sonrisa de satisfacción al ver cómo ha caído rendido a mis encantos. Una mujer sabe muy bien cómo debe usar sus armas. Sobre todo el matamoscas.

17 Respuestas

  1. a mi me gusto mucho este recrear de estos instantes de trémula turbación del enamoramiento… cada mirada, cada gesto, cada frase…
    ¡ah! ¿que no se trata de esto?… creía…

    muy bien llevado… me encanto… también en el amor puede haber alguno con perfidia… pobres doncellas “rondadas” por un “moscón”…

    1. Yo también pensé que se trataba de una bonita historia de amor…pobres moscones y pobres doncellas, caminando entre nubes cada uno hacia su fatal destino 🙂

      Muchas gracias por tu agradable comentario, Christine.
      Un beso

  2. Toño, a mi también me encantan los matamoscas y disfruto esperando a mi víctima. Lo has clavado, elegante, sensual, con suspense… para luego rematar el relato con un golpe final, ¡zas! He disfrutado y me he divertido. Enhorabuena.

Dejar una respuesta