Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

AGO99. TAMBIÉN HAY FLORES QUE CRECEN EN EL FANGO, de Modes Lobato Marcos

La Dama de la Guadaña se acerca, y me ofrece sus labios.
Yo, los acepto.

Que curiosa y fascinante es la vida.
Hasta hace unas horas yo era una cucaracha que vivía en El Dorado.
Mis hermanas y yo éramos dueñas de una habitación repleta de basura.
Afortunadamente, el anciano con el que compartíamos espacio, se encargaba de abastecernos cada tarde de comida fresca.
Síndrome de Diógenes lo llaman.
Pero hoy, se ha sentado en su sofá, y juro que su mirada y la mía se han cruzado.
Y en mi diminuto corazón ha estallado el big bang, y he tenido la certeza absoluta de que todo mi ser amaba a ese humano.
Después él permaneció inmovil. Durante horas.
Simplemente había muerto.
Mis hermanas olieron la presa y, como hienas, se dispusieron a devorarlo.
Y yo a defenderlo.
Juro que luché contra ellas hasta que mi cuerpo fue un oasis lechoso.
Y agonizando deseé que el destino permitiera que en otra vida, mi alma y la del anciano llegaran a rozarse.

Sí. Soy una repugnante cucaracha, pero, de algún modo, mi corazón intuye que mis sentimientos se aproximan a eso que los humanos llamáis… belleza.

23 Respuestas

  1. Cantinero, me ha encantado este relato, empezando por el título, que es buenísimo. Creo que es de lo mejorcito que te he leído. Me tiene ese punto de monstruosidad eh? que tienen obras como El perfume”, o algunos relatos de Poe, donde se eleva a la categoría de belleza lo desagradable.
    Mmmmm pero creo que esta historia te la conté yo el otro día, mientras disfrutábamos de un atardecer bajo el sol rojo de Kenia. Corrígeme si me equivoco.

    1. Que memoria la tuya, cariño.
      Concretamente me la contaste momentos antes de desgarrar mi vestimenta, en aquel hotel de Nairobi.

      Jo, adoro esa pasión galaica que le pones a todo lo que haces.
      Y como lo haces.

      Ves ? De nuevo vuelvo a sentir morriña de ti.

  2. Un bello y metafórico relato, con un inusual personaje y un claro mensaje. No importa el origen de la gente cuando su valía se empina a la realidad de su propio ambiente. Al igual que una flor nacida en el pantano, no por ello deja de ser una flor.
    ¡Saludos!

  3. Modes, muy buen relato, una realidad terrible vista desde el punto de vista del peor (para mi) de los insectos.
    En mi opinión denota una gran orginalidad en la trama de la historia.
    Felicidades.
    Saluldos

    1. Asun, me alegra muchísimo que la historia te resulte original. A estas alturas, cuando ya todo está escrito, me parece el mejor de los halagos.
      Y si encima te ha parecido bueno…
      De corazón, muchas gracias por tu visita y tus palabras.

  4. Esta historia del Creepy me ha puesto los pelos de punta. Me ha dado un repelús uqe ni te cuento, un ascazo que para qué. Y no, no me imagino una cucaracha con sentimientos. Pero la verdad sea dicha, Modesto, has conseguido transmitir una imagen super nítida y veo a esa cucaracha mirando al viejito y…. ahora mismo me pongo a hacer limpieza, por si acaso!!!

    En serio ahora, aunque el relato me ha puesto de verdad los vellos como escarpias, me parece que está super bien, aunque no consigo ver ninguna metáfora como leo ahí en los comentarios. Un abrazo, Modes.

  5. Joe Aurora, me dejas sin palabras. El Creepy nada menos. Eso son palabras mayores.

    Que si, que estas muchachas son dueñas de una estética un tanto repugnante pero…seguro que ahí adentro su corazoncito también late. Demos una oportunidad al amor…
    En serio, me alegra muchísimo que el relato te parezca mas que decente a pesar del vello como escarpias.
    Y es que, cuidado que son desagradables las muy jodías…

  6. No sabes hasta que punto me agradan tus palabras, Esther.
    Me gusta pensar que mi intención de convertir algo desagradable en bello interiormente ( esto ha sonado muy Disney ), te ha llegado.
    Gracias por tu visita y tu comentario.
    Un beso

  7. ¡Sorprendida por el giro que le das a este micro!.
    Tratas un tema que afecta a muchos mayores, pero repito que el final me ha gustado especialmente, aunque me gusta tanto como me asusta…. te imaginas a las cucarachas convertidas en animales de compañía?
    Muy bueno, un placer leerte. Me encantó.
    Rosy

  8. Pues en mi caso una cucaracha me tiene a mí, a ver si no me ve con el pc. Está muy bien lo que le pasa a la cucaracha y tal, pero no nos cuentas si surgió un amor apasionado en el hombre antes de morir. Yo creo que se estaba imaginando a su cuqui vestida de blanco. Mucha suerte, compadre.

    Saludísimos.

  9. Imagino que si vivía con cientos de ellas, al menos buen rollito habría…
    Pero intuyo que momentos antes de morir, el buen hombre ya no estaba para demasiadas alegrías. Maldita soledad, maldita enfermedad…

    A ti no te deseo suerte con tu nuevo muñeco. Simplemente justicia.
    Un abrazo bien gordo.

  10. Hola Modes. Siempre me gusta comprobar cómo hay más gente que piensa que la belleza puede esconderse/asaltarte en cualquier parte, incluso en las más inesperadas, incluso ya desde el magnífico título elegido.
    Saludos y suerte a fin de mes.

  11. Una cucaracha sutil y espiritual ¿Por qué no? Anque me cuesta imaginarlo así, cuando nos las cruzamos no vemos nada de eso. Me alegra que tú si lo hayas visto Modes y le hayas puesto sentimientos tan humanos y nobles a ese bichejo.

    Suerte con este relato.

Dejar una respuesta