Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

22. AL NIVEL DEL MAR (Antonio Bolant)

Fueron muchas semanas de travesía a través del pacífico, de extenuante desafío a vela entre su determinación y el salado señor de los destinos. Por eso, cuando el segundo rayo de la tormenta lo despertó, el incendio a bordo era ya tan devastador que apenas pudo salvar su vida lanzándose precipitadamente a la noche del océano; encrespado y jactancioso al saberse vencedor.

Privado de cualquier resto del naufragio, empezó a nadar como si cada brazada fuera un punto de partida; encajando olas que embestían como muros, sorteando el empuje plomizo de las corrientes, en la más absoluta oscuridad. Las primeras luces del alba lo encontraron con su intacta tenacidad chapoteando a la deriva, casi imperceptible entre la abrumadora superioridad de un gran azul sorprendido de verlo flotar junto al amanecer. Consumido y casi inconsciente, sin dejar de bracear, empezó a hundirse.

Cruzada ya la frontera del aire, el viejo océano se mecía conmovido; había sido testigo de demasiadas glorias y miserias como para no reconocer la magnitud de su rival. Entonces, mientras retiraba el oleaje, decidió elevar el arenoso lecho sobre el horizonte postrando de admiración la orilla a sus pies.

32 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un superviviente que se aferra a la vida hasta el límite de sus fuerzas, que no se deja vencer ante la fatalidad como otros muchos harían. Tal es la fuerza de su corazón que tras conmover al mismo mar, testigo de tantas desdichas, es indultado de un fin cierto. Una hermosa historia que linda con lo poético, con el mensaje añadido de que la constancia y el tesón todo lo vencen.
    Un abrazo fuerte, Antonio. Suerte

    1. Me gusta tu interpretación, Ángel. Efectivamente, el tesón del protagonista es lo que sobresale en la historia, pero en el fondo es una fábula que cuenta una lucha desigual, un reto que el protagonista está decidido a llevar hasta sus últimas consecuencias impresionando finalmente al vencedor, el mar, que acaba reconociendo su espíritu y pundonor.
      Gracias por enriquezer mi relato.
      Un fuerte abrazo.

  2. Javier Puchades Sanmartin

    Hola Antonio, bello relato en el cual haces un elogio a la lucha, a no darse nunca por vencido, todo lo narras en el mar, pero se puede extrapolar a la vida misma, nunca por muy grande que sea nuestro enemigo hay que dejar de luchar, que nunca nos digan que no lo intentamos, nunca rendirse.
    Todo ello lo expresas como siempre con tus excelentes letras.
    Me ha gustado mucho y te deseo toda la suerte.
    Un abrazo Antonio.

  3. Hola, Antonio.
    El océano reconociendo los valores de un hombre aferrado a la vida. Uf, qué bonito. Este personaje no podía morir ahogado y “el salado señor de los destinos” tuvo que admirarlo como lo admiro yo.
    Me gusta mucho.
    Un abrazo y suerte.

  4. Pablo Núñez

    Antonio, lo podría leer mil veces y mil veces quedaría prendado de esas palabras que navegan por el encrespado océano; que empujan a un luchador extenuado y bravo; que rompen en la orilla de las grandes proezas literarias.

    Tu relato, desde la proa hasta la popa, de estribor a babor, es una obra de arte al alcance de muy pocos capitanes. Has manejado el timón con tan buen pulso, que con rumbo verdadero está destinado a llegar al más preciado de los puertos.

    Eres un genio.
    Un abrazo.
    Pablo.

    1. Me dejas abrumado, querido Pablo, una vez más. Y el comentario es precioso, ajustado a la historia, casi como un homenaje, así lo siento y así te lo agradezco, profundamente.
      Un fuerte abrazo.

  5. Salvador Esteve

    Tu relato anterior me encantó y este no se queda atrás, una lucha desigual con el mar, una lucha que no puede ganar pero en la que las aguas, agradecidas, rinden pleitesía al tesón, al coraje y al corazón. Enhorabuena, Antonio. Abrazos.

  6. Calamanda Nevado

    Antonio, tu relato con sus bellas imagines desvela fuerza y tesón ante lo inevitable, su moraleja es fenomenal. Suerte y saludos

  7. Un océano jactancioso se creía vencedor, pero un esforzado náufrago le planta cara, y al final resulta que el gran océano le valora el esfuerzo y todo.
    Muy bonito y bien escrito.
    Un beso.

  8. Todo un ejemplo de lucha y superación el protagonista de tu precioso relato. Muy bella la idea de que un gigante como el océano se conmueva ante ese pequeño superviviente nato. Muy imaginativo y tan bien contado que al terminar de leerlo el agua me ha sabido salada. Enhorabuena y suerte, Antonio. Un abrazo.

  9. Malu

    Tu protagonista y el océano mano a mano, lucha de dos bravos en la que nos dejas claro que la constancia y el esfuerzo siempre son premiados.
    Como siempre, querido Antonio, un placer leerte.
    Besos salados y mucha suerte.

  10. Ton Pedraz

    Magnífico relato Antonio. Por mucho que lo intentemos jamás llegaremos a dominarlo. Él es mucho más poderoso que toda la humanidad junta. Y magnánimo a veces.
    Muy bien escrito, repleto de bellas imágenes.
    Mucha suerte.
    Ton.

  11. MªBelén

    Poéticas imágenes, llenas de fuerza como la que posee tu protagonista. No deja vencerse a pesar del poder de su rival. Oleadas de belleza y de tesón que consiguen ablandar el corazón de ese océano que termina meciéndolo en la arena como un gran luchador.
    Preciosa narrativa Antonio.
    Un abrazo.

  12. Un cuento clásico, con su protagonista luchando contra las adversidades. Un conflicto (rendirse o luchar) resuelto en positivo. Y esa prosa elegante y un tanto lírica que te caracteriza.
    En suma, una muy buena propuesta.
    Abrazos, Antonio.

  13. Enrique

    Dos grandísimos personajes mano a mano en una no más pequeña historia. Como te he dicho ya otras veces, pienso que escribes extraordinariamente, y este texto es una perfecta muestra de tu calidad literaria. Podríamos tratar cada frase como si de un precioso verso se tratara y cada paso en la evolución de las vicisitudes de tu náufrago como un capítulo aparte, pero sin duda, y como ya te han dicho los anteriores compañeros, la esencia de tu relato está en esa capacidad de lucha sin límites de uno de los personajes y también en esa arrogancia del señor salado transformada alte el pundonor de su victima en clemencia, producto de una magnanímidad tan poco habitual como necesaria en los poderosos. El resultado es una joya de muchos quilates para añadir a tu vitrina.
    Mi postrada y admirada enhorabuena, Antonio.
    Un abrazo.

    1. Muchas gracias, mi apreciado amigo. Los elogios de quien se admira siempre son especiales y recibir los tuyos le dan a uno enormes ánimos para seguir escribiendo.
      Un abrazo muy grande, Enrique.

  14. María Rojas

    Un muy buen relato, escrito a la manera de los antiguos escribanos, las bondades de este ya las han señalado los anteriores compañeros.
    Abrazos marinos y mucha suerte.

Dejar una respuesta