Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. ALBATROS

Supuso que tendría pico, aunque por la lejanía no lo pudiera confirmar. Las alas parecían tan extendidas como pausadas, zigzagueando al son del viento. Se intuían zonas negras sobre el plumaje blanco generalizado…

Marco miraba ese cielo único, intentando engañar al tedio que le suponía la travesía…

Parecía estar tan alto como las nubes de algodón en las que soñaba jugar…

Y otro golpe de mar, y otra embestida a la deriva, y Marco, y el miedo, y la madera carcomida…

¡¡¡Qué fácil sería poder volar!!!

Un rayo de sol, antes de comenzar a llorar, un tímido respiro que llevó su mirada de nuevo a ese cielo único para comprobar…

Y un dolor enorme, aprisionando su pecho, cuando escrutó el firmamento, cuando no encontró el ave de alas extendidas…

¡¡¡No está!!!

Y uno de los mayores señaló al cielo, y la mirada de Marco siguió la estela imaginaria de su rastro, y el pájaro de pico dudoso estaba allí…

Un gran alivio al recuperar la visión del pájaro que les guiaba hacia una nueva vida…

3 Respuestas

  1. Martín Zurita

    Hola, Félix.
    Hermoso texto el tuyo. Esa ave marina, el albatros, interactuando con el niño. El símbolo perfecto del guía el albatros margarita, que lo ve, que no lo ve el niño… Y entre medias el sempiterno sueño humano de volar, cuando volar es solo para pájaros. Me gusta tu propuesta. Enhorabuena. Un abrazote.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    A algo tenemos que agarrarnos cuando nos vemos en circunstancias tan adversas como la que tan bien nos relatas. Aguardemos que la presencia de esa ave sirva para sobrellevar los más que seguros sufrimientos que parecen esperar a Marco. Suerte y un saludo, Félix.

Dejar una respuesta