Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

32. AMIGOS VISIBLES

Observé insistentemente aquel árbol formado por palabras pero nunca apareció el regalo de mi amigo invisible. Vi como todos desataban el lazo a sus papiros y declamaban su contenido a voz en grito, festejando.
Salí fuera, no quería sentirme alegre, prefería estar decepcionada, al menos un rato, el tiempo que mi mente navideña pidiera.
Distraída crucé la calle y choqué frontalmente con un corredor de la maratón de San Silvestre, pasado de copas, cayendo inconsciente en mitad de la avenida.
Cuando abrí los ojos no estaba en el hospital, ni en mi casa. Un dogo y un Ragdoll me habían llevado a su guarida bajo un puente y me habían tendido sobre su colchón enmohecido.
Aquella situación era absurda, la sinrazón más tierna que jamás haya vivido. El perro lamia mis heridas y el gato con su patita cenicienta, arrimaba una lata oxidada a mi boca. Recuperada abracé a aquellos amigos improvisados que jamás serían invisibles a mis ojos.
Un cohete puso fin a la Navidad, y ambos, asustados fueron a esconderse bajo la mesa. Al poco rato comenzó a oler a pelo chamuscado y es que acababan de descubrir el placer de sentirse acogidos, queridos y sobre todo, calentitos.

17 Respuestas

  1. Martín Zurita

    Hola, Mercedes.
    Un hermoso texto el tuyo. La quintaesencia del cuento se encierra en esta frase preciosa: “La sinrazón más tierna que jamás haya vicido”. Aplicable también al perro y al gato, que obtienen, aunque chamuscados, la recompensa a su buen comportamiento. Me encanta tu propuesta. Un beso.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Yo le veo varias posibles lecturas y significados a tu relato. Me quedo con que, en demasiadas ocasiones, los que, a nuestros ojos, son invisibles, como lo son todos los desheredados, en cualquier momento pueden darnos una lección de humanidad , al ayudarnos en nuestra indefensión. Suerte, Mercedes, y saludos.

    1. Eso es Jesús, una visión muy correcta. He querido jugar con elementos navideños porque estaba tan cerca aún ese mensaje de felicidad y de que todo debe ser perfecto e esas fechas que mece he dejado llevary mira ves? Todas las épocas tienen su parte feliz y su parte imperfecta. Saludos y suerte para ti.

  3. Ángel Saiz Mora

    A medio camino entre la fábula y el surrealismo, tu protagonista no encuentra en el mundo humano alguien que le llene y trate como necesita. Sus semejantes están ahí, pero son realmente invisibles. No así un par de animales callejeros, en lo que nadie hubiera reparado, pero que se vuelven visibles para brindarle un regalo de auxilio y entrega desinteresada.
    Suerte y un saludo, Mercedes

  4. Debo ser yo que estoy algo más oscuro (y seguramente espeso) que de costumbre, que a tu relato no le veo final feliz, sino todo lo contrario. Espero equivocarme por el bien de los protagonistas. En cualquier caso, suerte !!

    1. Tenemos un perro al que le gusta quitarnos el calor de los pies ocupando un sitio privilegiado bajo la mesa, buscando el calor del brasero. Hace esto también cuando hay cohetes y petardos fuera, en la calle, porque se asusta. A veces se arrima tanto que acaba con algunos pelillos a la brasa. El se siente feliz, acogido y calentito.
      No se si esta explicación sirve para entender que estos animales del micro dejaron de ser seres abandonados a su suerte. Igual yo no me expliqué bien. Muchas gracias Juan Antonio, por tu interés y tu sinceridad. Felices sueños.

      1. Hola Mercedes. Gracias a ti por compartir el relato y por tu respuesta. Te has explicado a la perfección, y en todo caso si he errado en ponerme en la dirección que apunta la historia soy el único responsable :). Gracias de nuevo y un abrazo !!

  5. María José Viz Blanco

    Mi reflexión es que nadie sabe cuándo necesitará de ayuda y quién se la puede facilitar. Esos animales vagabundos, de la manera inexplicable en que suceden las cosas en los cuentos (y este cuento es magistral), son los que salvan al humano. Enhorabuena.
    Un abrazo.

  6. Salvador Esteve

    La amistad sincera es un sentimiento de dos direcciones, y ésta, fraguada en el milagro de la navidad, envolverá de calor y de cariño sus vidas. Estupendo y tierno relato, Mercedes. Abrazos y suerte.

  7. Gracias Salvador, se me ocurrió combinar estos elementos entre irónicos, tiernos, surrealistas y…en fin,vio agite todo tipo cóctel y aparecieron estas dos almas caritativas Que tuvieron su premio. Unos pelillos chamuscados por el calor del hogar son una bendición frente a las inclemencias del tiempo invernal. Que nos lo digan a los del este que acabamos de salir de la ola de frío impropia de estos lares.
    Buenas noches y suerte para ti también

Dejar una respuesta