Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

29. ARTE TÓXICO (Petra Acero)

Ha venido todo el pueblo, además del frío viejo que nos acompaña cada invierno. El último en marcharse fue don Benancio. Hablamos de tu rara enfermedad. “Los caminos del Señor son inescrutables”, se justificó, antes de remangarse la sotana y abandonar el cementerio. Ahora estamos tú y yo solos.
¡Gana el que aguante más tiempo el frío! ¿Recuerdas cómo me retabas? Tú inventaste el juego y tú ganabas. ¡Tan fuerte, tan valiente! Después, como buen hermano mayor, calentabas mis manos con tu aliento (veladura cálida que difuminaba el ocre de la tarde). Hasta aquel día en que, enredada entre los ribazos, la nieve desdibujó los caminos y la frontera del lago. “Ven, pisa, que no te hundes”, me engañaste, saltando sobre la tierra firme. Anduve por el hielo y gané… estos muñones. ¡Maldito seas! Enterraste mis sueños, como hoy te entierro yo a ti. Tuve que abandonar los lienzos, pero me afané en los colores. Con paciencia practiqué en tu taza de desayuno, sobre todo en los bordes: azul de cobalto y blanco de plomo. El amarillo de cromo y el rojo de cadmio vinieron después: tu tazón, tu jarra preferida… Figuras toscas, deformes como mis manos.

18 Respuestas

  1. Querida Amparo, qué gusto leerte, me encanta la forma de llevarme hasta ese final, ¡¡¡ENHORABUENA!!!, a este relato no le falta de nada, ternura, intriga, maldad de la buena, una narrativa excelente… ¡vamos, que me lo llevaría a la final!
    Un besazo y gracias por compartirlo.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Pues si que parece saber como mezclar los colores, el pobre chaval, para que hagan ese efecto seguramente pausado pero contumaz. Nos muestras una poco edificante venganza fraternal, pero que tire la primera piedra el que no esté de acuerdo con el proceder del artista. Suerte, Petra. Un beso.

    1. Pues la verdad es que nunca había pensado en el poder tóxico de los pigmentos de óleo… Al final me va a dar miedo pintar 🙁
      Muchas gracias, Jesús. Ya te he “visitado”. Me ha gustado tu artista y me ha dado mucha pena ponerme en su piel.

      Un abrazoooo

  3. Martín Zurita

    Hola, Amparo.
    Ahora por aquí. Un texto el tuyo todo policromía. Un lienzo donde el espectro de colores se tiñe de concepto y musicalidad perdurables. Has manejado con soltura, a las mil maravillas, el pincel y la paleta, que nunca se embarran. El final es como un agraciado estrambote para un magnífico soneto. Mi muy gran enhorabuena junto con un cromático besazo, guapa.

  4. María José Viz Blanco

    Hola, de nuevo. Tienes razón en que tu protagonista tiene bastante de perfeccionista y también detecto mucha alevosía y maldad… Muy buen relato, Amparo. Esas pinceladas de óleo son obra de toda una artista llamada Amparo Martínez Alonso.
    Un abrazo.

  5. Me ha gustado mucho esta historia de rivalidad entre hermanos, la mala leche o la mala suerte que desencadenan la tragedia, después la venganza. El ambiente rural, el respeto a los muertos y ese frío que se apodera cada vez más de nuestros pueblos. Enhorabuena y mucha suerte!!
    Besos!!!

    1. Cómo una tragedia desencadena otra (en forma de venganza, como bien señalas). En los pueblos parece que, hasta los sentimientos y los rencores, se vive con más intensidad, tal vez porque todos se conocen. Y sí, es una pena que se despueblen, que solo queden viejos (para ir a visitarlos en los puentes o el verano).
      Muchas gracias por leer y comentar, Juancho.
      Un abrazoooo grande para ti.

  6. Barceló Martínez

    Hola Amparo, ¡vaya conejo te has sacado de la chistera! Una artista, sí señor. Las pinceladas descriptivas del gélido paisaje y del cariño familiar, te dejan helado en un final sorprendente, completamente inesperado y absolutamente sibilino. Mi más sincera enhorabuena. Un cálido saludo.

  7. Un texto cargado de matices, que nos muestra un espectro de colores en el que no falta nada: esos juegos investidos de crueldad, ese rencor alimentado y la contumaz venganza. Destaco sobre todo el inicio, una escena muy potente, la de la descripción de la escena del cementerio, esa “enfermedad rara” que después vas desgranando poco a poco haciendo que el lector se detenga a leer con atención, relea, y asimile el paso narrativo de la ternura a la violencia, matizada, eso sí, con una paleta de colores muy literaria.

    Enhorabuena, Amparo.

    1. Pues eso, que lo has definido estupendamente, Manoli; que no tengo que añadir nada más a tu comentario 🙂 Menuda radiografía tan acertada. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra muchísimo que lo hayas visto así, pues esa es la intención del relato.

      Un abrazo fuerte.

  8. Cuando se planea un crimen, por venganza, hay que intentar que sea perfecto. Su protagonista parece que lo ha logrado, al utilizar inteligentemente esos pigmentos. Es la suya una propuesta original para el tema de esta convocatoria. Muy bueno el relato, suerte, Amparo.
    Saludos.

    1. Muchas gracias, Beto. ¡Palabras como las tuyas animan para seguir escribiendo!
      Me alegra que te parezca original mi propuesta. Quería cambiar el punto de vista del acto de pintar, el riesgo de utilizar algunos pigmentos (cómo pueden afectar a la salud)… Darle una vuelta de tuerca al romanticismo de pintar.

      Un abrazo, Beto

  9. Salvador Esteve

    Un relato en el que va in crescendo la intriga hasta el desenlace de una venganza fraternal. Sueños rotos por una vida segada. Muy bueno, Amparo. Abrazos y suerte.

Dejar una respuesta