Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

86- BARRIOS

Al barrio, hemos ido regresando algunos de los chicos. Javi hace tres meses; Pedro se le adelantó un año y yo volví hace dos inviernos. Lo encontré todo cambiado. El ultramarinos era una tienda de ropa “low cost”. En el local de Tomás, el zapatero, unos chinos arreglaban móviles…
Durante un tiempo pensé que había perdido la cordura, pero mis amigos también lo han visto y sentimos que es lo único que queda del barrio, de sus calles, de nuestro tiempo. Supongo que Miguel, el cuarto de la pandilla, el que nunca se fue, ha vagado como una sombra desde aquella tarde lluviosa en la que las ruedas de un automóvil patinaron al esquivar nuestra pelota.

7 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los fantasmas, a decir de algunos, no son sino almas en pena ancladas a un lugar, que no acaban de comprender que su ciclo ha terminado y deben proseguir su avance hacia la nueva dimensión que en verdad les corresponde. Los que fueron niños regresan a ese espacio, pero ni ellos son los mismos ni el lugar tampoco; sin embargo, su amigo sigue ahí como antaño, pero de una forma malsana e inquietante, convertido en sombra.
    Un relato en el que se mezcla una cierta nostalgia de la niñez perdida con el mundo paranormal.
    Un abrazo, Begoña. Suerte

  2. Lo que parece irreal, cuando es compartido cobra fuerza, se vuelve real, y eso le pasa a estos amigos, que tras regresar a su antiguo barrio, se reencuentran con la sombra del que fuera parte de la pandilla. Esa última imagen de su final es muy dura y queda grabada en la retina que nunca la vio. Duro relato Begoña.

    Mucha suerte y un saludo.

  3. El regreso siempre conlleva decepciones, nostalgias y a veces algún reencuentro. En este relato, el reencuentro es con un fantasma: el amigo que nunca se fue del barrio. Esas historias compartidas, con lugares comunes en los que todos podemos reconocernos de un modo u otro, son las que llegan al corazón. Hay regresos que nos obligan también a alguna despedida: de la inocencia, de la tienda de ultramarinos y del amigo ausente.
    Me parece una historia muy redonda, muy bien trabajada en el relato. Me gusta mucha.
    Suerte y abrazos,

  4. Mirta Ester

    Begoña, un micro muy bien logrado. Has resuelto de un modo muy original el nudo del relato. Al amigo que no está, que ha muerto, les has dado el rol de la sombra. Me ha gustado, aunque es triste, como lo es casi siempre volver al barrio de cuando éramos niños. Saludos.

Dejar una respuesta