Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

60. BUENAS NOCHES, MAÑANA MADRUGO (Toribios)

Suelo dormirme en los trenes, lo confieso. Me hago buenos propósitos, llevo lectura, repaso un poco los documentos de trabajo, miro la pantalla de plasma más cercana, pero acabo arrellanado en el sillón y pronto estoy flotando en el líquido amniótico de la ausencia.

Esta vez no podía ser diferente. Creo que al pasar por Campo Grande ya estaba en brazos de Morfeo. Pero he despertado y la estación no era la de siempre, con sus largas hileras y las escaleras mecánicas al fondo. Al contrario, me encuentro con un pequeño andén plagado de gente muy extraña; hombres con sombreros hongo o  gorras de visera, mujeres de faldas largas y mantón, maleteros voceando sus servicios, niños sucios y perros sin collar. Yo mismo visto un terno como  de terciopelo y llevo conmigo un pesado maletín.

Me espera una pareja de guindillas de postal, con su sable y su bicornio. Les sigo sin hablar. “Ya despertaré”, pienso mientras me llevan escoltado hasta el cuartelillo. “Es al amanecer en la plaza de la Paja”, me dice uno, y quedo solo. Es  entonces cuando abro el maletín y me encuentro los hierros. Escribo esto mientras voy cogiendo el sueño.

 

15 Respuestas

    1. Gracias, Paloma. La figura de Isbert y sus hierros forma parte ya de nuestro subconsciente colectivo. Me fascina esa película. Creo que la conozco casi fotograma a fotograma y no hay ninguno que no aporte algo esencial, desde los cantes que le oyen en la primera escena de la cárcel hasta López Vázquez prob

  1. Ángel Saiz Mora

    Si alguien ha de madrugar de forma habitual es un verdugo. Nada más castizo que esos hierros del garrote vil. Una profesión en muchos lugares abolida y, cuando menos, mal vista siempre y en desuso, de ahí que existan pocos que quieran ejercerla y haya de viajar con ese maletín.
    Una trama bien planteada para el personaje de una película inolvidable.
    Un abrazo, Rafa. Suerte y buen verano

    1. Ángel Saiz Mora

      Perdón, a cada uno lo suyo. Rafa es Rafa, y tú eres Antonio. Por cierto, yo podría haberme llamado igual que tú, ya que nací ese día.

  2. María

    Maestro ¡qué impresión! No conozco al personaje que señalan, ni he visto ninguna de sus películas, pero las excelentes imágenes que usted nos regala, me llevan a acompañarlo azorada, por aquella estación del pasado, esperando que no tarde mucho en despertar de su sueño. ¡Felicidades por el relato!

    1. Muy agradecido, apreciada María. La película “El verdugo”, del genial Luis García Berlanga es una joya del cine español que no te puedes perder. Es una recomendación que no puedo por menos de hacer. Perdona el tuteo, pero es que me cuesta en este ambiente tan amigable ser tan formal.

Dejar una respuesta