Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

115. Campanadas

 

Era la noche, la última del año;  La mesa repleta, abundante bebida, música y risas.

Ella estaba exultante, con ese brillo en su mirada provocadora que lo excitaba. La sorprendería, tras el brindis abriría el estuche que celosamente guarda en su bolsillo y le pediría unir sus vidas para siempre.

A un par de cuadras él había bebido en demasía, estaba feliz, sería papá. Con la primera campanada extrajo su arma y disparó al aire. El proyectil no sabe de amor, en loca carrera retornó a la tierra.

El anillo rodó de su mano. La sonrisa se transformo en mueca, su mirada cambió, él la sostuvo hasta depositarla suavemente en el piso.

Tras la última campanada lo envolvió el dolor de la soledad…

A un par de cuadras, ajeno al drama tras guardar el arma, brindaba feliz.

 

21 Respuestas

  1. Isabel

    Bueno, la historia está tan bien contada que la boca del estómago se ha hecho un nudo y la pena se apodera de mi.
    Pero no, hoy hay que celebrar la Nochevieja y mañana dar una entrada feliz al Año Nuevo. ¡Y que nadie dispare balas!

    ¡Feliz Noche y Feliz Año Nuevo!
    Besos

  2. Mª Belén Mateos

    Dos historias, dos vidas, un destino, una bala fortuita y malvada y una misma persona capaz de dar vida y muerte.
    Buen relato. Un abrazo Moli.

  3. Ángel Saiz Mora

    Esas armas que carga el diablo, esas balas caprichosas que pueden truncar existencias en menos de un segundo, un simple gesto que puede cambiar otras vidas para siempre sin que su autor sea siquiera consciente.
    Buen relato, Luis Alberto. Suerte y Feliz Año

Dejar una respuesta