Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

74. CATÁSTROFE VERBAL (Margarita del Brezo)

En las inmediaciones de Vetusta se ha estrellado un avión de papel que había despegado tan solo unos minutos antes de la Región Neuroimaginativa de un joven iluso. El impacto ha sido tan brutal que todas las palabras que iban a bordo han quedado diseminadas en un radio de tres kilómetros. No hay supervivientes. Entre los restos se han podido identificar cuatro fragmentos mínimos sin significado, un par de morfemas de género y lo que parece la familia de participios venidos del pasado de un verbo de la primera conjugación, aunque no se puede precisar con seguridad ya que la mayoría de las víctimas están hechas un gurruño de tinta que las hace totalmente ilegibles. Hasta el lugar del siniestro se han desplazado afamados personajes literarios para intentar esclarecer las causas del accidente. Las primeras hipótesis apuntan a un fallo en el ritmo narrativo causado por la impericia del escritor. No obstante, tendremos que esperar a que expertos estilistas de ENTC realicen el análisis morfosintáctico de la caja negra y nos revelen sus conclusiones.

39 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Menuda imaginación te gastas, Margarita. Ojalá la conserves muchos años. Así que la, aparentemente, complicada investigación sobre las causas de semejante siniestro fue encargada a los expertos estilistas de ENTC. Pues menos mal que no me encuentro entre ellos. De buena me he librado. Dejando las bromas, me ha resultado muy curioso tu relato. Además, lo veo como un homenaje a Esta noche te cuento y a algunos de los que se ¿molestan? en dejar sus apreciaciones para disfrute y enseñanza de la mayoría. Me ha gustado mucho. Un saludo y suerte, Margarita.

    1. Margarita del Brezo

      Hola, Jesús. La realidad, pura y amable, es que aquí hay personas generosas que siempre encuentran un rato para “molestarse” en ayudarnos a los demás con sus apreciaciones y en dejarnos un regusto dulce con sus sabrosos comentarios. Y tú eres una de ellas: generoso y, además, madrugador.
      Y sí, que menos que haceros un pequeño homenaje, aunque sea con impericia, a todos vosotros. Y a los que se encargan del mantenimiento de la web, de imaginar concursos, de colocar un podio, de hacernos llegar los ejemplares de papel a la puerta de casa, de mantenernos informados de esto, aquello y demás indefinidos,… En fin, que es un gusto tratar con vosotros, contigo.
      Gracias por tus palabras.
      Un saludo

  2. Una catástrofe verbal espectacular, en el mal sentido para las pobres letras siniestradas y en el bueno para la escritora-periodista redactora de la noticia. Lo que más me gusta es que siendo una noticia imaginaria (aunque por otro lado quizás no, jaja) tiene muchísimo de realidad en la figura de los expertos ENTCianos que revisarán la caja negra. Espero ansiosa sus conclusiones 😉

    Felicidades, MARGARITA. Me encantó.

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Margarita del Brezo

      Hola, Mariángeles.
      También a ti te encuentro siempre que me atrevo a publicar alguna historia y no imaginas cuánto te lo agradezco.
      Para las palabras ha sido una tragedia, pero estas se pueden reciclar y seguro que, con la ayuda de expertos como tú, renacerán de sus gurruños y volarán alto, hasta, hasta… Macondo y más. Mientras tanto, me siento a tu lado para compartir la ansiedad de la espera.
      Un beso

  3. Martín Zurita

    Hola, Margarita.
    Felicidades por tu nuevo micro seleccionado en Abogados. Ya te comentaré. El presente es la bomba. Las palabras parecen, pueden tener vida propia, lejos de los que las inventaron, y pueden sufrir trágicos accidentes por impericia de los que las reúnen. Un texto fantástico con visos de realidad. No demos lugar a que las palabras se estrellen. Y sí, en ENTC hay precisos “morfoforenses”: Jesús Garabato, aunque se excluya en un ejercicio de la más pura humildad y Ángel Saiz, por encima de todos, pues su labor exegética es de una destreza abrumadora. Luego, otros que se prodigan menos: Juan Pérez, Ximens. Y, conmigo, todos, porque hacéis a mis textos comentarios inmerecidos pero bellísimos. El tuyo de esta tanda me produce gran satisfacción y contento. Es una delicia. Un beso grande.

    1. Margarita del Brezo

      Hola, Martín.
      Coincido contigo en los excelentes comentaristas que tenemos por aquí y en la alegría que supone que se pasen por nuestras historias para completarlas, exprimirlas o darles un toque diferente, como acabas de hacer tú ahora.
      Y también estoy convencida de que las palabras tienen vida propia y de que, a veces, son ellas las que mueven nuestros hilos vocales provocándonos más de una sorpresa. Como la que acabo de llevarme yo ahora al leer tu entusiasta comentario. Agradecida y feliz de que te haya gustado.
      Un beso

    1. Margarita del Brezo

      Tengo guardada entre mis archivos una copla que me escribiste y que releo muy de cuando en vez, y otra vez y otra vez. Y qué te puedo decir que no se parezca al tan manido orgasmo textual, Manuel. Pues eso.
      Un beso

  4. Ángel Saiz Mora

    Un fallo en el ritmo narrativo puede dar lugar a una catástrofe, aunque sea en papel y, sus víctimas, palabras que quedan sin sentido, aisladas del conjunto para el que fueron creadas. El mal empleo de las formas verbales, en las que radica la acción, ocasiona un mal funcionamiento que frena la movilidad y hace que una obra se estrelle de forma estrepitosa, que caiga en un vacío del que ya no podrá salir, por mucho que su autor haya intentado encumbrarla en las mismas nubes, como puede ocurrir con una obra literaria mal construida.
    A ti nunca te sucederá eso, Margarita, a una imaginación desbordante unes una facilidad tremenda para contar historias que sorprenden, a las que nunca les suele faltar una dosis de humor cercano al surrealismo, que se agradece.
    Sabes que siempre te leo con gusto y, si puedo, trato de añadir un pequeño comentario que se queda muy lejos de la calidad que tienen tus escritos. Estoy muy lejos de ser en experto estilista (tampoco lo pretendo) aunque así lo diga nuestro apreciado Martín Zurita (él si que lo es, al igual que Jesús Garabato).
    Un abrazo grande y suerte, Margarita

    1. Margarita del Brezo

      Hola, Ángel.
      Estoy segura de que ya estás acostumbrado a que te digamos que has hecho un acertado análisis de la historia y que poco podemos añadir los demás. Y también sé que me conoces y que sabes que no suelo comentar el contenido de los textos, me quedo siempre en las imágenes que me sugieren, en los sonidos, en el sabor de las palabras,… Las tuyas siempre son jugosas, ligeras, coloridas, melódicas, suaves. Confieso que a veces tengo que leerte por segunda vez porque me deslizo sobre ellas sin fijarme en el contenido. Entonces es cuando me doy cuenta de que hablas, por ejemplo hoy, de calidad de mis escritos y me pregunto cómo puede ser. Y me animo a seguir intentándolo. Así que muchas gracias por esa motivación que transmites. Y porque siempre te encuentro al otro lado de la pantalla.
      Un abrazo grande

    1. Margarita del Brezo

      Hola, Blanca.
      Siempre he pensado que el escritor tiene la chistera y la varita mágica y pone la ambientación, pero que es el lector el único responsable de que aparezca el conejo. Así que gracias por hacerlo posible.
      Un saludo

  5. Margarita: me declaro culpable de la tragedia ya que mis escrito llevan a menudo dichas falencias, se que lo que investiguen sabrán perdonarme mientras disfruto tu letras y aprendo.
    Un gran abrazo y suerte.
    Gracias por compartirlas.

    1. Margarita del Brezo

      Me parece a mí que vamos a salir muchos “culpables” de la caja negra y nos vamos a quedar alucinados de la cantidad de gente que cabemos en un chisme tan pequeño, sobre todo cuando somos nosotros mismos los que nos “juzgamos”.
      Muchas gracias por volar un rato conmigo, Moli. Siempre lo haces y me encanta.
      Un abrazo grande

  6. Alberto

    Tan cierto es que este planeta de Entecianos es un oasis lleno de aprendizajes y de energía positiva como que tu texto es brutal. La imaginación no es algo definible, pero sí que se reconoce nada más verla, y tu relato es pura IMAGINACIÓN. ¡Enhorabuena y gracias!

  7. Margarita del Brezo

    A veces tengo la sensación de que más que escribir, lo que hago es estrellar palabras contra el papel y que las historias que resultan son ilegibles. Pero, mira, con comentarios como el tuyo me entran las dudas de si solo será producto de mi imaginación. ¡Gracias!
    Un saludo, Alberto

    1. Margarita del Brezo

      Afortunadamente para las palabras, hay pilotos mucho más avezados que saben trasladarlas hasta su lugar de destino, y lectores entusiastas que las acompañan en su viaje.
      Gracias, María José. Un saludo

  8. Que retorno en gloria y majestad te has gastado. Un relato genial que tiene todo tu sello, sin duda una marca de casa única que ya comenzara a hacer escuela.
    Me imagino tu relato en una película auspiciada por la RAE o en corto animado que enseñe, de paso, a los niños en sus escuelas.
    Mil besos y abrazos en todas sus conjunciones (incluyendo las planetarias).

    1. Margarita del Brezo

      Sé bien que me quieres, Jean, pero es que, además, me lo haces saber. Y uno siempre vuelve “al lugar donde ha sido feliz” (a pesar de lo que dice la canción) y le dan cariño.
      Tú, que tocas todos los palos y les sacas música, eres bien capaz de hacer una superproducción con una historias de escasas palabras.
      Acepto todas tus conjunciones, incluso las adversativas, y me quedo hasta el último beso y abrazo.
      Acabo de cargar un barco con todo mi cariño. Ya está surcando el océano.

    1. Margarita del Brezo

      Que no nos falte la imaginación, Rosy, ni las pamelas 😉
      Muchas gracias por todos tus adjetivos, que afortunadamente no viajaban en el avión.
      Un beso

  9. Hola, Margarita.
    Te has inventado un micro tan mágico que no te harán falta muchos buenos entecianos para que despegue alto, por las nubes.
    Enhorabuena, resalá.
    Un placer leerte aquí y allá.

  10. Salvador Esteve

    Ja, ja, ja, originalísimo, Margarita. Letras esparcidas huérfanas de significado intentando buscar su palabra. Genial. Abrazos y suerte.

  11. Lenguaje periodístico al servicio de la imaginación y bajo el control de tu pericia como escritora. Original y magistralmente redactado. Creo que no se le puede pedir más a un relato que te deja con la boca abierta y con la admiración rebosando a borbotones.
    Espectacular, Margarita, sencillamente soberbio. Ya tenía ganas de hincarle el ojo a tus historias.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta