Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

99. Cena de fin de año

El trasiego en la cocina era de órdago, se les echaba el tiempo encima y no tenían siquiera los entremeses preparados.
Eso siempre daba pie, a que ella soltara el consabido.
¡Por qué me complicas la vida invitando a los amigos, si me dejas tirada en la cocina, con todo por hacer!
Pero esta vez no iba a ser así, él se puso el delantal, regalo del día del padre, ¿Tendría algún sentido oculto?
Y se puso a preparar unos montaditos de queso gorgonzola, con tomatitos aliñados con aceite de oliva virgen, pizquitas de orégano y albahaca, y trocito de boquerón envinagrado coronando.
Cuando estaba por el tercero, empezaron a oír el timbre, los invitados empezaban a presentarse.
¿Pero a qué hora les dijiste?
Con cara de pasmo, me limite a contestar.
Como siempre, a las nueve y media.
Está la mesa puesta, has sacado los vinos, hay sillas para todos, cortaste el pan, pusiste las velas y los pétalos.
Sí, eso ya está todo preparado.
Contempló, meneando la cabeza en plan negativo, como se disponía a preparar el cuarto montadito.
Pero si al paso que vas, cenaremos…
¡Tras las campanadas del año nuevo!

12 Respuestas

  1. Isabel

    Un marido tranquilo que disfruta sin prisas. No es mala idea, que según vayan llegando los invitados se remanguen y entre todos preparen y disfruten de la cena, aunque sea después de las campanadas.

    Feliz Navidad.
    Besos

  2. Albada

    Nadie se percató de que los relojes no estaban en hora, porque entendieron que era bueno salir de un año, con amigos, y arremangados para despedirlo.

    Muy bueno. Un abrazo y feliz Año Nuevo!

  3. Los relojes, no marcaban las horas, eran tiempos de disfrute en buena compañía, alargar la despedida de un año, para iniciar el otro con carrerilla.
    Buen fin de año y mejor entrada para ti, Albada.

  4. Esta mujer algo estresada ante una cena que ya se debería tomar con otro ritmo y especialmente estando entre amigos, pero parece que congenian así que felicidades a esta pareja. Otra se hubiera roto ante el nerviosismo de ella y la cachaza de él, jeje.
    Abrazos y suerte

Dejar una respuesta