Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

29. CITA EN VENECIA

Cuando entró en el gran  salón  de los espejos, todas  las cabezas se giraron y un murmullo de admiración contenida recorrió el baile, como si una extraña marejada hubiera inundado todo el palacio dejando vacíos los bellos canales de la ciudad.

Coronando una larga capa de seda negra se alzaba, imponente, la más hipnótica y elegante máscara que jamás vieran los asistentes a aquél carnaval de Venecia.

Tras una educada reverencia, el fabuloso pájaro brillante de largas plumas doradas que, como una llameante cascada, le recorrían de la cabeza a los pies, fue tocando levemente, con su pálido pico y a modo de discreto saludo, a cada uno de los invitados que le rodeaban curiosos, tras indicar a la orquesta que prosiguiese con su interrumpida música.

La sorprendida anfitriona, no conociendo a aquél intruso, se colocó a su espalda y, en un rápido movimiento de la mano, le arrancó de pronto la máscara, que cayó con un sonoro golpe al suelo.

Los atónitos presentes pudieron ver entonces, horrorizados, a la inmemorial y conocida calavera, de vieja y carcomida sonrisa, acudiendo puntual a la cita que, precisamente esa noche, tenía concertada con todos ellos.

10 Respuestas

  1. Virtudes Torres

    Esta señora de la guadaña. Pero mira que disfrazarse de pájaro de brillantes plumas doradas. De pajarraco la disfrazaba yo.
    Además en ese baile ¿qué iba a pasar? ¿los alimentos estaban caducados? ¿Un incendio? ¿O las máscaras estaban untadas de arsénico?
    ¡Lagarto, lagarto!
    Buen relato. Suerte
    Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Buen contraste entre la fiesta y el recordatorio de nuestra caducidad, me recuerda un poco un relato de E. A. Poe. Suerte y un saludo.

Dejar una respuesta