Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

69. COFFEE & CIGARETTES (Javier Puchades)

Si fuese verdad lo que dicen de mí, sería la última persona sobre la faz de la tierra. Total por lo que ocurrió aquella vez…
Era una mañana soleada, aunque por la tarde jarreó. De haberlo sabido, no habría utilizado mi mejor cara para convencer a mamá de que limpiase por fuera los cristales del comedor, ya que conforme estaban no podía cotillear. Ella, decidida, se subió al alféizar. Yo la sujetaba por los tobillos. Entonces, apareció una abeja (que a qué mala hora puse flores) y la solté. Ella se tambaleó, pero pude agarrarla, lástima que con el aspaviento tiré una maceta al vacío con tan mala fortuna que golpeó en la cabeza del Anselmo, el del tercero, que estaba asomado fumando y allí se quedó. Se montó tal follón que acudieron: policías, bomberos, ambulancias… Menos mal, ya que cuando me llevaban detenida, se escuchó una explosión. Grité: “¡la cafetera!”. Con el jaleo, la había olvidado. Aquello hirvió, apagó el fuego y el gas… Y como mi Mariano tenía la costumbre de encenderse un cigarrillo al levantarse… pues que salió por los aires junto con el piso.
Ven cómo el fumar mata. Y luego dicen que soy gafe.

16 Respuestas

    1. Calamanda, muchas gracias por tu comentario. Si a mi protagonista le sucede de todo y cree que ella no tiene culpa de nada.
      Aprovecho la contestación a este primer comentario para indicar que el titulo corresponde al título de una película de Cate Blanchet, y que viene como anillo al dedo a mi relato.
      calamnda un saludo muy cordial.

  1. Ángel Saiz Mora

    Está visto que cuando tiene que suceder algo negativo, todo se confabula para que ocurra, da igual que se haga una cosa u otra o se deje de hacer. El tabaco mata, y no solo porque las autoridades sanitarias, por ley, lo adviertan así en las propias cajetillas, pero tu protagonista tiene la virtud de adelantar ese final anunciado y evitar sufrimientos innecesarios.
    Un relato bajo una perspectiva muy divertida, en el que el humor negro es el hilo conductor de principio a fin. Está claro que el personaje trae la desdicha consigo, pero solo el lector parece darse cuenta, ella piensa que no es para tanto. Hay personas así, a las que nada perturba.
    Un abrazo, Javier. Suerte

  2. Una cadena de desafortunadas casualidades llevan al desenlace fatal. Así parece verlo la protagonista, que no admite responsabilidad alguna en lo sucedido y minimiza los hechos.
    Cuentas la historia con un lenguaje desenfadado e hilarante, en el mejor estilo de humor negro, Javier. Ya sabemos que el tabaco mata -y las macetas, por muy naturales que sean las plantas-, aunque no de manera tan inmediata y explosiva.
    Tras la lectura, la expresión facial de la imagen cobra un nuevo significado.
    Un relato muy bien hilado y divertido, Javier. Suerte y besos.

  3. R. L. Expósito

    ¡Enhorabuena! No me canso de releer tu historia: perfectamente hilvanada (y mira que pasan cosas), bien cerrada (alarde pirotécnico incluido) y plagadita de humor. No podría pedirle más. Me encanta.
    Gracias por haberla escrito. Suerte.

  4. ¿Y porqué a mí? dirá tu protagonista, solo fueron casualidades. Pero quedó bien claro que el tabaco mata. (y algunas cosas más)
    gracias por el buen momento. Un abrazo y suerte.

  5. María José Sánchez

    Ay, Javier, me he reído cantidad con tu simpática cadena de casualidades no tan casuales. Lo que se puede formar en cuestión de nada por limpiar unos cristales en mala hora. Pero lo que está para ti, eso no te lo quita nadie. Estaba escrito en el libro del destino de esta familia que los acontecimientos se desarrollarían tal que así. Ni más ni menos. Me ha encantado. Ocurrente y muy, muy gracioso. Arrancar unas risas es lo mejor.
    Muchos besitos y mucha suerte.

Dejar una respuesta