Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

72. Comme d’habitude (La Marca Amarilla)

Lucia siempre quiso ser psiquiatra, por eso trabajaba de camarera en aquel antro. Y no le importaba que la clientela fuese masculina, para tratar a una mujer ya tenía suficiente con su madre, creía ella. Pero a pesar de conocer a tanto macho de barra, nunca estuvo demasiado tiempo con ningún hombre; le gustaba manejar la vida a su manera.
Ahora su corazón lo empieza a ocupar Sinatra, que es como llaman al sensible crooner que ameniza las mediasnoches del garito con clásicos franceses y americanos.

Él desearía que le llamaran Claude, como el compositor francés del tema original en que se inspiró el famoso “My way”, porque así se consideraba él: un desconocido convencido, un segundón sin más ambición que cantar y cantar, a cambio de un plato de comida.
Ahora, después de muchos años sin pareja, le gusta Lucía, y aunque sabe que no tiene opciones, como de costumbre, no descarta enamorarse “si a ella no le parece mal”.

Esta noche, en cuanto Lucia le acerque el güiski, a media actuación, le dedicará su mejor canción.

19 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    No toda experta en psicología puede ser una brillante psiquiatra, como tampoco todo cantante melódico puede convertirse en un Sinatra. El mérito de cada uno es vivir su sueño a su manera y hasta donde la vida se lo permita, sin más obsesiones. Dan ganas de que cuaje la cosa entre estos dos personajes que, desde luego, parecen tener mucho en común.
    Un relato sensible y posible, narrado maravillosamente.
    Un abrazo, Marca. Suerte y felices fiestas

  2. MªBelén

    Dos personajes con sueños ha realizar a su manera. Dos corazones que empiezan a despertarse tras fracasos o ausencias. Deseo que al final se junten y vivan así… a su manera…
    Me encanta Marca, mucha suerte.
    Un abrazo.

  3. Ana Fúster

    Estos dos acaban juntos fijo. Una psiquiatra, un crooner, medianoche, un antro, whisky… irresistible. Me gusta mucho la frase de inicio. Besos y suerte.

Dejar una respuesta