Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26. CORRIENTES

La riada arrasa el camposanto. Desde la parte alta del pueblo vemos alejarse los ataúdes flotando en una marea de lodo.

La Lola va a la vera del Julián, para sonrojo de sus avergonzados familiares que enmudecen al ver cómo la naturaleza une lo que ellos se empeñaron en separar. Doña Patro exhibe su osamenta sin pudor, ante el pasmo de don Nicanor, su frustrado amante, que no logró despojarla en vida de sus ropas enlutadas.

Todos siguen la misma corriente, ajenos a nuestro estupor, indiferentes al tañer de las campanas que inauguran un toque nuevo y desordenado, como la miscelánea que las letras de los epitafios forman en el cieno.

Cuando todo pasa y sólo el hedor de la tragedia deja constancia de que no ha sido un sueño, caminamos en bandada, como pájaros mutilados, en dirección a la plaza.

Pero un pueblo sin sus muertos pierde su esencia. Los ancianos, los enfermos y tullidos no nos acompañan, y han echado la tranca en las puertas de sus casas.

37 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una idea original y llevada de la forma más brillante, con el resultado de un relato, para bien, poco corriente, es decir, de los buenos-buenos.
    Un abrazo, Yolanda. Suerte

  2. Mar Horno

    Me encanta Yolanda. Siempre me ha gustado imaginar la vida secreta de los muertos. Y ese final, macabro, inquietante, es magnífico para el día de los difuntos. Genial, como siempre. Un beso.

  3. Mª Belén Mateos

    Magnífica corriente la de tu historia. Me encantan esas imágenes de los muertos desprendiéndose del lastre de lo que fueron en vida, la de sus habitantes asombrados por el desfile de sus difuntos y el temor de los más cercanos a pasar a la otra vida.
    Un campana que sonará seguro en la lectura del jurado.
    Un beso guapa Yolanda.

  4. Cristina Requejo

    Estupendo relato, muy gráfico y original. Me gusta el punto humorístico que le aporta la escena surrealista de los féretros flotando.
    ¡Suerte!

  5. Estampa macabra la que nos pintas y, sin embargo, parece que se hace justicia y consiguen los muertos saldar viejas cuentas pendientes con la vida.
    El final, cuando parece que la calma retorna al pueblo, se me antoja más terrible que la imagen de los muertos flotando revueltos en las aguas.
    Muy buen relato. Felicidades.
    Abrazos

Dejar una respuesta