Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

24. DÉJAME GUAPA, LUISA

¡Déjame guapa, Luisa. Tengo que dejarlo noqueado al contemplar mi belleza mientras estemos rodeados de lo más granado de la ciudad!
Por favor, ¡ponme mucha laca. Así mi pelo parecerá el de una Reina!
Quiero lucir lo máximo posible. Necesito que todos los invitados aseguren, que sin duda, soy la más guapa de la fiesta.
¡Quizás sea la primera vez en la que esté orgulloso de mí! Tal vez deje de plantearse si han valido la pena todos sus desvelos y crea que ha servido todo lo que lleva invertido en mí!
Si se siente envidiado por los empresarios de la comarca, puede que llegue a pensar que le ha compensado desembolsar los cinco mil euros que pagó al traficante.
Así podré sentirme segura. Sabré que se quedará conmigo, y que, entonces, no me venderá al dueño del club que me ha echado el ojo.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Triste sino el de tu protagonista. Arrastra una miseria de origen que la ha condenado a ser tratada como un objeto para disfrute de hombres sin escrúpulos. Su máxima aspiración puede ser convertirse en la pareja-florero de un empresario sin ética que la ha comprado, como quien adquiere cualquier otro capricho, hasta que se canse y se deshaga de la mercancía para sacar beneficio.
    Todos sabemos que tu protagonista es un personaje de ficción. El problema es que también conocemos que sus circunstancias son las de un caso creíble y posible, algo que punza esa comodidad indiferente en la que vivimos y distancia desde la que contemplamos los dramas de otros.
    un abrazo, Gloria. Suerte

    1. Gloria Arcos Lado

      Tienes razón, Ángel. Es una ficción en este caso, pero por desgracia puede ser la realidad de alguien a la que podemos encontrar en cualquier calle de nuestras ciudades. Puede ser la vecina ucraniana, la senegalesa con la que nos cruzamos en la calle, la colombiana o la dominicana que trabaja en un club de carretera. El tráfico humano es el escalón más bajo del oprobio, de la bajeza a la que puede llegar el ser humano. Lo malo es que creemos que a nosotros no nos puede ocurrir y si que puede suceder. Los traficantes no se paran en las nacionalidades y cualquiera de nuestros familiares o nosotros mismos podemos acabar en sus manos. Muchas gracias por leer y comentar. Un abrazo enorme.

  2. Triste realidad la del tráfico de personas Gloria y muy bien relatado por tu parte. Como te comenta Ángel, una realidad que creemos que les ocurre a otros, pero la vida da muchas vueltas y no podemos cerrar los ojos a lo evidente. al menos en nuestra mano, está la denuncia. Suerte.
    Besicos muchos.

  3. Gloria Arcos Lado

    Bueno, la escritura es un modo de denunciar, de recordar que estas cosas suceden a nuestro alrededor, que mucha gente es esclavizada en pleno siglo XXI, a la que seres sin escrúpulos le arrebatan su vida, su libertad, sus cuerpos, solo para enriquecerse. Es la muestra de hasta donde puede llegar la vileza humana. Muchas gracias, Nani por tus comentarios. Un abrazo enorme. Gloria 😘

  4. Muy bien contada en tu relato la historia de una mujer que ha sido esclava sexual y que ha encontrado alguien que la rescate de ese terrible mundo. Se esfuerza por satisfacer a su nuevo dueño para que no la venda. El miedo a la vida que ha sufrido permanece.
    Muy buen relato de denuncia, Gloria. Te deseo mucha suerte.
    Besos apretados.

  5. Gloria Arcos Lado

    Muchas gracias Pilar. Es un relato denuncia sobre una de las prácticas más ruines que pueden darse, el enriquecimiento a costa de la libertad y del cuerpo de otros. La cosificación de las personas para lucrsrse con ellas sin tener en cuenta para nada su terrible sufrimiento. Gracias mil por tus cariñosoa comentarios. Un abrazo enorme. Gloria 😘

Dejar una respuesta