Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

89. Desear lo mismo (Calamanda Nevado Cerro)

Vaya coincidencia. Se asoma a la calle  por  la ventana abierta de su cuarto a la misma hora que yo. Está preciosa. Haría cualquier cosa para  conocerla.  Además de explicita  su visión de píe frente a mí, es amistosa. No se le habrá  aparecido nada igual ni al mismísimo Kafka. Gracias a  mi objetivo gran angular puedo acariciar  el hipnótico encanto de su seducción.

Gustosamente le ordenaría a  su manta con dibujo cola de sirena     no la tape,  recobre vida, huya del balcón  y de su talle y  me  la deje  ver completa  subida a sus piernas largas y hermosas.  Son de vértigo. Invitan en secreto a arrodillarme a su lado. Entre  todas las mujeres que  me cruzo por ahí, es el ejemplo de chica que ocupa la relojería de la  cabeza.  El amor empieza por algo así. Luego se rien juntos,   se desvela algo  concreto sobre la vida sexual, te besas, discutes, amas, te besas  ¿Le mando una postal inventándome algún parentesco?  ¿La  cojo del brazo ingenuamente mientras tropiezo? Qué ocurrencias más idiotas. Quítate el pijama, toca en su puerta; abrirá, y confiésale: Eres una espía que sabe hacer ruido y yo uno terco y sin compasión. Voy armado.

 

 

 

 

 

14 Respuestas

  1. J u a n

    Parece, habiendo leído hasta el final, que resulta confuso: Esto es..un agente doble que en el cometido de su apostadero, no puede evitar enamorarse de su objetivo marcado por los superiores del servicio secreto y decide claudicar. Pero si se presenta desnudo y le refiere que va armado ¿se trata de sus atributos que los exhibe ante ella? En cualquier caso, la marca de agua de extrañeza del texto me ha dejado “in albis” y anhelo el desvelo enigmático. Quizás sea todo ¿En clave? por tratarse de avezados agentes especiales. Cuanto menos es curioso, querida C a l a .
    Otra cosa, sé que se te habrá pasado sin darte cuenta, porque eres siempre muy pulcra y virtuosa: Pon el acento a explícita y corrige hulla por “huya”
    Éste, que sabes que siempre te aprecia y quiere, J u a n .

    1. J u a n

      ¡Perdona mi torpeza C a l a ! Échale una mirada a “Luego se rio juntos” tampoco está clara la expresión. Lo dicho, T u y o , ” J ” (Se me había pasado advertirte lo que he entrecomillado)

  2. R. L. Expósito

    Hola, Calamanda. Ya veo que aquí eres una veterana, yo acabo de llegar. Muchas gracias por tu visita.
    Sobre tu relato, la verdad es que Juan ha estado tan certero en sus observaciones que poco puedo añadir; de hecho, ahora lo entiendo mejor y casi apuesto por el juego de espías. Un pelín más claro me habría venido bien, a veces me cuesta pillar las cosas.
    Suerte también a ti.

  3. Eduardo Martín Zurita

    Hola, Calamanda, mi dilecta y fiel Calamanda Nevado, alma preciosa.
    El deseo, esa fuerza movilizadora, imperiosa. Con una cámara de largo alcance la inclinación se vuelve más tangible, casi hasta posible. La alusión a Kafka es genial, oportunísima. El texto es cojonudo, Lo hubiera firmado yo mismo por lo divinamente caótico. ¡Un espía? ¿Un simple mirón armado, de qué, de deseo? ¿un subyugado por esa femenina y fantástica visión? Hazle caso a Juan, en cuanto a las correcciones, sagaz detective corrector de textos. Puedes corregir el texto tú misma. Jams estará liado seleccionado a los finalistas. Si quieres mañana te dejo las instrucciones para que puedas corregirlo tú antes de que concluya la tanda. Y para el futuro. Me ha fascinado tu texto. Esa visión la he sufrido, la sufro y la celebro. Eres una descomunal escritora. ay frases en tu relato absolutamente memorables. Y enhorabuena por tus Wonderland y algún REC, logros bien difíciles. Mi más muy mayor enhorabuena y un beso muy entrañable y también muy admirado.

  4. Calamanda

    Martín gracias, qué amable eres. Te agradecería me dijeras esa forma de hacer correcciones. No tengo idea de como va. Recuerdos a Edu y mucha suerte con vuestras cosas. Abrazos.

  5. Mónica Rei

    Hola,

    Me ha parecido genial, aunque en la primera lectura me quedé un poco confundida (culpa mía seguro, que leo como una loca), ahora que lo leo con más calma me ha parecido original, con un toque divertido y yo, aunque seguro que me equivocaré, lo del espionaje lo interpreto más como una excusa para “entrarle” a la bella señora.

    Felicidades y un saludo

    Mónica Rei

  6. Ángel Saiz Mora

    Si nos atenemos a los detalles, tu relato podría estar abierto a varias interpretaciones. En esencia, y creo que eso no varía, un hombre se obsesiona con una mujer, a la que observa a distancia. A partir de aquí, y con la introducción de la palabra “espía”, podemos pensar que se trata de un agente encargado de vigilar a otro (otra en este caso) rival, y que termina fascinado por su enemiga. Él desearía más que nada llegar a entablar algún tipo de relación con ella, haberla conocido bajo otras circunstancias, pero ese final en el que menciona que carece de compasión y va armado hace que se identifique con alguien que es, ante todo, un profesional que, pese a sus sentimientos, acaba por eliminarla. Al menos, es lo que me ha parecido a mí, corrígeme si me equivoco.
    Un abrazo y suerte, Calamanda

  7. María José Sánchez

    Hola, guapísima. Como siempre, lo único que puedo decirte es que me ha encantado tu texto. Pienso igual que Anna: ese sabor a duda e intriga que te deja, gusta mucho. La forma de describir pensamientos, maravillosa.
    Un relato excelente. Enhorabuena, bonita. Mucha suerte.
    Besitos.

Dejar una respuesta