Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. DIVINA LOCURA (A. BARCELÓ)

“…Para ti y todo lo que en ti vive,

Yo estoy escribiendo.”

(Para quién escribo – VICENTE ALEIXANDRE)

 

Todo lo que el chico decía o hacía era automáticamente anotado en la libreta del Psicoanalista. El crío  jugaba con el cochecito que éste le había entregado dejándolo correr sobre la mesa hasta que llegaba al final y se precipitaba al vacío abismo existente entre el mueble y el suelo. Después, lo recogía y volvía a empezar.

−¿Qué te gustaría ser de mayor? –le preguntó el especialista en uno de los momentos en que el chaval volvía a darle cuerda al juguete para repetir la secuencia.

− Quiero ser hombre y mujer y animal y…

−Lo ve Doctor –le interrumpió la madre− ya está otra vez con sus chaladuras.

−Deje que el muchacho se explique, señora. A ver, chaval, ¿cómo crees que vas a poder ser todas esas cosas a la vez?, eso no es posible.

−Sí se puede –dijo el pequeño mirándole fijamente con sus dos grandes ojos negros.

−¿Cómo?

−Fácil, voy a ser escritor.

Los adultos se miraron asombrados y el niño volvió a concentrarse en su juego.

 

Para Eduardo Martín que nos lee desde el cielo

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los que maquinan historias intrincadas, sorprendentes, emotivas, trágicas o humorísticas, con `personajes variados, a la fuerza han de ser capaces de vivir muchas vidas, aun a riesgo de que la suya quede marcada por una cierta incomprensión o rareza si se mira desde fuera. Este muchacho promete, tiene las cosas muy claras. Merece comprensión y apoyo.
    Un relato encantador, con un título que le viene a medida, dedicado a alguien muy querido a quien siempre echaremos de menos.
    Gracias por escribirlo, tocayo
    Un abrazo y suerte

  2. Barceló Martínez

    Amigo Ángel. El mejor homenaje a Eduardo es mantenerlo en nuestro recuerdo, pero me parecía justo y necesario rendirle esta pequeñísima, sencilla y particular muestra de respeto. Espero que él, allá donde se encuentre, como buen amante de la poesía que era, celebre mi elección del poeta y de la cita y que, como buen microrrelatista, valore esta pequeña historia dedicada a todos los escritores.
    Gracias a ti por leer, comentar y valorar. Un abrazo.

  3. Ay, esos padres, que las más de las veces ven fantasmas donde no los hay. La respuesta del crío me parece excelente (y de una sabiduría y ausencia de malicia que muchas veces nos falta a los adultos), y el homenaje a Eduardo Martín maravilloso; realmente me emocionó.

    Como siempre, un gusto leerte, A.BARCELÓ.

    Besos,
    Mariángeles

  4. Barceló Martínez

    Mi querida amiga Argentina, gracias por unirte a mi humilde homenaje a tan maravilloso escritor y compañero. No imagino vida más rica que la de aquel que puede ser capaz de meterse en la piel de incontables personajes, ya sean reales o inventados, humanos, animales, extraterrestres o cosas que cobran vida… Se puede ser cualquier cosa que uno quiera o se le ocurra. Que alguien me diga que eso no es una sana y “divina locura”. Se puede, incluso, estirar tanto los brazos que desde un lugar de la Mancha se extiendan tanto que atraviesen el océano y te ofrezcan este cariñoso abrazo. Dime si no es maravilla.

Dejar una respuesta