Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

122. El dolor de tu ausencia (Juana Mª Igarreta)

Ahora que tu recuerdo va perdiendo incandescencia es cuando puedo escribir sobre ti.

Al enterarnos aquel aciago día primaveral de la batalla a la que te enfrentabas se nos fundió el sol. Grandes copos de tristeza cayeron sobre nosotros empapándonos las horas y los días. Después hicimos una piña en torno a ti y formamos un pequeño ejército que tenía en tu casa el cuartel general. Para acompañarte en la lucha tú misma tejiste nuestros uniformes con sólidas hebras de esperanza.

Pasaban los meses y, en medio del dolor que intentabas mitigar a base de sonrisas y gratitud, te sorprendías de nuestra entrega, cuando únicamente te devolvíamos un ápice de lo que nos habías regalado.
Durante un tiempo pensamos, ilusos, que tu fortaleza y nuestro apoyo hacían una armada invencible; que nuestro cariño era más fuerte que la munición del enemigo.

Te fuiste en unos meses, convirtiendo cada día en un abrazo. Buscando siempre un espacio donde ver trazos de vida entre el sabor de lo amargo. Hasta quedarte dormida.

En tu recuerdo cobran nuevo significado las palabras madre, abuela, hermana… Tu ausencia es una herida que nos duele cada día.

33 Respuestas

    1. Bueno, creo que el cáncer se lleva cada vez a más gente y no hace distingos. Lo que pasa es que casi todos hemos sufrido la pérdida de personas maravillosas y nos preguntamos ¿por qué a ella?. Gracias Asun por tus palabras. Abrazos de vuelta.

  1. Me has emocionado Juana, por lo bien escrito que está, y porque tu relato desprende una aura de veracidad, se aprecia la cercanía y se respira una resignación serena (“Ahora que tu recuerdo va perdiendo incandescencia”). Muy bueno.
    Suerte y abrazos

    1. Me alegra haberte emocionado, Anna. Sí, por desgracia fue verdad. Era mi hermana, un pilar fundamental de nuestra familia. Dicen que nadie es imprescindible, pero tengo claro que algunas personas son insustituibles. Agradezco mucho tus palabras, Anna. Suerte y abrazos también para ti.

  2. Antonia

    Que decirte sino que es poético y hermoso, con los sentimientos trenzados en metáforas muy bellas. Nada nuevo en ti, que escribes siempre con mucha luz y maestría, sea el tema que sea. Mi cariño para ti.

    1. Celebro mucho Antonia la valoración que tan generosamente haces del relato y los calificativos halagadores a mi forma de escribir. Creo que me lees con buenos ojos… De todas formas mil gracias y un abrazo.

    1. Sí, ella los dejó, no solo a los más cercanos sino también entre amigos y conocidos. Era una mujer muy generosa y su casa siempre estuvo abierta para muchos. Ojalá se pudieran cumplir tus palabras, Javier. Muchísimas gracias por comentar. Saludos

  3. Mª Belén Mateos

    Precioso, donde la esperanza en cada palabra lucha por un final menos doloroso. Así es la vida, siempre han dicho que nada más nacer ya vas muriendo un poco.
    Un beso Juana Mª

  4. Ángel Saiz Mora

    No me suele suceder a menudo, pero confieso sin ninguna vergüenza que tu relato me ha conmovido. Todos conocemos batallas así y ninguno estamos libres de ellas. Los recuerdos pueden perder incandescencia, como bellamente describes, lo que resulta lógico y práctico, pues no podríamos sobrevivir con los sentimientos tan a flor de piel durante mucho tiempo, pero aunque la vida siga, nos tenemos por qué enterrar los recuerdos que forman parte de nosotros, ni negar ese empeño o esperanza, con religiosidad o sin ella, de creer que después de una guerra que todos tenemos perdida tiene que haber algo más.
    Un abrazo, Juana María, y mucha suerte.

    1. Valoro mucho haberte conmovido, Ángel. No sé porqué te iba a dar vergüenza, creo que es al contrario, es demostrar que eres sensible y humano. Ojalá hubiera ese algo más que comentas. El “para siempre” sabemos lo que significa en teoría, luego es difícil de asimilar. Otro abrazo y suerte también para ti.

  5. calamanda

    Juana Mª, dicen los que trabajan en paliativos, -que si no puedes darle mas dias a tu vida les des más vida-. Ellos se la dieron. bonito y conmovedor. Suerte y saludos

  6. Salvador Esteve

    Juana, una familia unida en la lucha y en el recuerdo. Precioso, poético y triste relato, con metáforas cargadas de simbolismo. Abrazos.

  7. Rafa Heredero

    Tú relato es muy emotivo, Juana. También nos vas empapando a nosotros con esos copos de tristeza que has ido dejando caer.
    Suerte y saludos.

  8. María Ordóñez

    Qué belleza de relato el tuyo, Juana. Una batalla que se pierde, pero que deja al amor intacto y hasta fortalecido. Un abrazo agradecido por este momento intensamente emotivo que me has hecho vivir.

  9. ¡Precioso! Qué imágenes tan bellas, Juana. Y con lo difícil y delicado que es ese tema, has conseguido tratarlo con un cariño que traspasa las palabras y lo engrandece hasta hacernos sentir pequeñitos a los demás.
    Un besazo.

Dejar una respuesta