Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

94. El emisario

Las ramas de olivo, baldías y cansadas, vuelven a intentarlo de nuevo. Se divulgarán en absoluta soledad por los cuatro vientos y surcarán los cinco océanos de la Tierra. Están preparadas para una larga travesía sin dimensión. Abrazadas a la fina tela de las barbas corneas de las ballenas azules, como si fueran las velas de un barco, se agitan al compás del latido del músculo cardiaco. Desde la proa, una cabeza ancha y plana dirige su rumbo y con fuerza las aletas triangulares reman sin cesar. Tras una brusca sacudida salen expulsadas por el orificio nasal con el aire y vuelan como flechas de plata hasta alcanzar, desde los polos al ecuador, los más delirantes destinos en los que la violencia y la guerra las ignoran. Quieren encontrar de nuevo su sentido. Y todas ellas nos unirán algún día como la nervadura de un inmenso cetáceo.

14 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Las ramas de olivo, símbolo de la paz y de la esperanza tras la devastación, buscan destino, algún punto en el que enraizarse, en un planeta maltratado por una especie que se cree superior, que no lo debe ser tanto cuando hasta se destruye a sí misma. En lugar de la paloma blanca de Picasso, por qué no una ballena para extender su mensaje.
    Un abrazo y suerte

  2. Ton

    El océano o cualquiera de sus habitantes, convertidos en mensajeros, en el vehículo transmisor del símbolo PAZ, que busca de nuevo tierra sobre la que asirse.
    Poético el contenido, preciosa la propuesta. Enhorabuena MARTA.
    Suerte,
    Ton.

    1. Marta López Cuartero

      Gracias Ton por tu comentario. Como sea, por agua o por aíre, pero que llegue hasta el último confín de la Tierra. Un abrazo.

    1. Marta López Cuartero

      Gracias Calamanda por tu comentario. ¡El océano es tan inspirador! Qué variedad de contenidos nos ha traído este tema.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta