Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

27. El hombre invisible (Luisa R. Novelúa)

Adrián arrastra su sombra de ordenanza por las calles de la ciudad. Las manos que manipularon chisteras portan carpetas con documentos municipales. Es un trabajador eficaz. Responsable. Valorado. Triste. Aun así, el fogonazo de la ilusión ilumina su mirada cada vez que palpa la baraja de naipes que lleva en el bolsillo interior de la chaqueta, o cuando extrae una moneda de la oreja de algún desprevenido compañero. En esos momentos se olvida de quién es y vuelve a ser quién fue. La joven promesa internacional de la magia ante un público expectante. Es feliz. Hasta que regresan las palpitaciones, los temblores, los sudores. El fracaso. La humillación. La fobia a los escenarios. Sin embargo, mientras se pierde entre los peatones, le delata una ligera sonrisa. Nadie puede discutirle el éxito de su gran número final.

14 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Me detiene en el tiempo este microcuento llenito de añoranza: Igual advierto la presencia de este ordenanza que tan apañado has descrito con prosa seria, como la de un sereno de los de antes. El caso es que la persona deambula melancólica…¡y puedes apostar a que yo con él también, siento una gran simpatía por tu personaje! Especialmente me enamora el gesto prestidigitador de “extrae una moneda de la oreja de algún desprevenido compañero” Eso me recuerda que es un truco efectista tradicional de buenas personas, mi abuelo solía hacerlo ante mi verdadero pasmo. Muy chula tu estampa. He vibrado contigo, naturalmente.¡Buenos Días! ” J “

  2. Ángel Saiz Mora

    Muchos quisieran poder vivir de su verdadera vocación, pero cuando no es posible tienen que poner los pies en la tierra para buscarse la subsistencia. Tu protagonista ha pasado de promesa en el mundo de la magia a serio y eficaz funcionario, seguro que también bastante gris. Quizá hubiese llegado lejos, pero el miedo escénico puede ser un enemigo terrible, incluso cuando el afectado se ha vuelto invisible. Esta circunstancia se nos cuenta desde el título, pero no es hasta el final cuando la comprendemos en toda su extensión, tu protagonista arrastra una sombra sin cuerpo a la vista, sus compañeros se sorprenden con esos pequeños trucos que no esperan pero, sobre todo, porque parecen suceder sin que haya nadie que los ejecute. Un personaje sufridor y algo triste, pero sobre todo entrañable.
    Suerte y un abrazo, Luisa

    1. El protagonista de la historia ha conseguido ser el gran mago que siempre soñó al volverse “invisible” en el papel de funcionario gris en el que nadie se fija. Una solución “cobarde” pero, en mi opinión, muy humana para sobrevivir a la dura experiencia de su fracaso. A veces, hay situaciones en las que todos desearíamos desaparecer. Él lo consiguió. Muchas gracias, Yolanda. Un beso.

  3. Rafa Heredero

    Me gusta la nota de optimismmo con la que acaba la historia de tu ordenanza, pese a la tristeza por la que parece transcurrir su vida. Se nota que ese momento de felicidad que logra gracias a su invisibilidad real (leyendo entre líneas a veces parece que así podría ser) o aparente es verdadera magia para él.
    Suerte y saludos.

  4. Calamanda

    Luisa, se palpa esperanza en este mago; no pierde de vista su oficio y cuando puede lo pone en prácica; tiene las puertas abiertas a la ilusion. Bonita historia. Suerte y saludos

  5. Isabel

    Y desapareció por arte de magia, nadie le encontrará en su nueva vida.
    Bueno, no ha dejado totalmente atrás su vocación con el amuleto de la baraja en su bolsillo y la sonrisa conocedora en su cara.

    Te deseo una FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO

Dejar una respuesta