Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

5. Él nunca lo haría (Paloma Casado)

Ahora que ella no estaba, le tocaba a él en exclusiva ocuparse de Kaiser. Y ahí lo tenía, aturdiéndole con sus ladridos y mirándole expectante. Echó un vistazo al reloj; era la hora de su paseo nocturno. Fastidiado, dejó el martillo sobre la mesa de trabajo, cogió la chaqueta, la correa y abrió la puerta.

El perro salió como una exhalación. Maldita sea, tenía que haberlo atado antes. De nada sirvió que lo llamara, corría como loco hacia el bosque cercano hasta que encontró el lugar. A duras penas, consiguió arrastrarlo a casa; no paraba de olfatear, gruñir y remover la tierra con las patas. Debía de echarla mucho de menos.

 

30 Respuestas

  1. María José Viz Blanco

    Sabemos que la fidelidad al amo es una de las mayores cualidades del perro. Tu historia es la del animal que no supera la ausencia del ama. Bonito y triste, como la vida misma.
    Feliz 2017.
    Un abrazo.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Puede que sea muy retorcido, pero intuyo que el hombre del martillo ha acabado con su mujer. A mi me parece un texto muy real, donde nos muestras ese cariño ¿irracional? que el tiempo no consigue desvanecer. Me ha gustado mucho, Paloma. Saludos y suerte.

  3. Martín Zurita

    Hola, Paloma, la gran ilustradora y otras yerbas.
    Ese amor o ese apego que depositan los perros, en quien les da la gana: normalmente en quien más les quiere a ellos, no son nada tontos, sale a relucir en tu texto de manera esplendorosa. Y vuela con ella, con su amor, cuando él siente que le necesita: cuando le necesita menos. Lo que son los micros, los buenos, que dan pábulo a diversas ramificaciones interpretativas: ese matiz siniestro que encuentra el sagaz Jesús Garabato, añade a tu relato, un qué pensar muy a tener presente. Me gusta tu narración. Enhorabuena, y feliz siempre. Besos.

  4. Paloma Casado

    Hola chicos.
    Gracias por pasaros a comentar. Tengo que decir que Jesús tiene razón; el del martillo ha matado a su mujer y la ha enterrado en el bosque. Es que soy así de siniestra.Las otras interpretaciones más buenismas también tienen cabida, por supuesto. Los micros están hechos a medias entre escritor y lector.
    Feliz año.

  5. Paloma, bonita ilustración, es una acuarela manchando con ese tono solo?.
    Y del relato que decir, que sabe a poco, que Káiser la desentierre y pillen a ese desgraciado.
    Un beso y felicidades por hacer dos cosas bien por lo menos.

  6. Ángel Saiz Mora

    Ese martillo ha tenido un uso indebido. Él nunca lo haría, es un ser racional y fiel, pero no estaría mal que, por una vez, se convirtiera en instrumento de la justicia, volviéndose contra su nuevo e ilegítimo amo. Podría hacerlo, nos lo imaginamos grande y fuerte.
    Un texto impactante, un título de lo más adecuado y una imagen que todos hemos de agradecerte.
    Un abrazo, Paloma. Suerte y feliz año

  7. Hola Paloma, un relato de asesinato con un final sorprendente. Me gusta. Al igual que tu dibujo, es una acuarela pasada a negativo? El tono de ambas (acuarela y texto) son muy diferentes entre si (hasta opuestos diría).
    Felicitaciones, un gran abrazo y mucha suerte.

  8. Querida Paloma, un buen micro, escueto, muy bien escrito y con un final que me ha impresionado, además, para el título, has utilizado una gran frase, un eslogan creado para concienciar a los que se atreven a abandonar a su perro. Pero que tú has utilizado a tu antojo, de forma muy inteligente. Espero que el dueño, en represalia, no haga lo mismo con él.
    Por cierto, enhorabuena por la imagen, me encanta.
    Un abrazo

  9. Paloma Casado

    Gracias a todos, sois verdaderamente amables. Como algunos hacéis referencia a mi humilde dibujo, quiero aclarar que es pintura de pastel (tiza blanca) sobre cartulina de color. Es un comentario tonto por mi parte, ya lo sé, pero a mí me gusta saber de qué están hechas las cosas.

  10. Blanca Oteiza

    Paloma, qué buen relato y qué buena ilustración.
    Los perros siempre fieles, hasta el fin y más allá. Y por muchos dueños que tenga; dueño de verdad, sólo hay uno.
    Un abrazo

  11. Salvador Esteve

    El amor del perro hacia su amiga no conoce el tiempo ni la dimensión del espíritu. Ha dejado la vida, pero su cariño hacia ella permanece, y es de justicia que la vengue desenmascarando a su asesino. Muy bueno, Paloma. Abrazos y suerte.

  12. Buenísimo micro, que nos cuenta mucho más de lo que está escrito. Creo que el perro será fiel a su dueña hasta que se haga justicia.
    Felicidades también por la ilustración, queda muy sugerente el pastel/tiza. Casualmente me han relagado los Reyes unas pinturas pastel, que estoy deseando probar.
    Un beso y felicidades por el relato y por la ilustración.

  13. Un perro no se desvincula nunca del alma de su dueño, aunque su cuerpo no esté, sí perdura en él su presencia. Una relación intensa contada con ritmo, intensidad y considerable maestría.
    Enhorabuena Paloma. Un abrazo.

  14. Ana Fúster

    Qué buena esa resolución que con un par de frases da la vuelta a la historia. Creo que tu ilustración será muy inspiradora, es sencilla a la vez que muy bonita. Un besazo y suerte.

  15. Vernay Juillet

    Una sola mención al martillo y sin embargo ya tenemos todo una historia, con su parte de odio y de amor incondicional. ¡Buen relato, Paloma!

  16. MªBelén

    Un golpe certero con el martillo de tus palabras. Sin decir lo dices todo.
    La lealtad de un perro es superior siempre a la de sus dueños y más cuando sabe el porqué de la ausencia de su ama.
    Genial relato Paloma.
    Un beso.

  17. Antonio Javier Álvarez

    Aparente normalidad en el relato de un asesinato que no escapa a los afectos. Me ha gustado, Paloma, tu apuesta por la sencillez y el impacto final. Enhorabuena y mucha suerte.

    Ah,…y excelente la portada. Una maravilla.

  18. Ana Sarrías Oteiza

    Hola Paloma,

    ¡Te he encontrado!
    Ya sabes que me encanta tu estilo. Ese modo de tuyo de tirar a dar y al mismo tiempo destilar ternura. Y este relato no podía ser menos.

    Un abrazo.

Dejar una respuesta