Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. EN TIERRA MAYA

Un joven delgadísimo nos da golpecitos en las rodillas con una vara en la guagua: “¡Apretaditos!” Me arrimo a mi vecina de asiento, una india maya que viaja a Chichicastenango para vender su artesanía.

El mercado es un bullicio de colores, mientras que en el interior en penumbra  de la iglesia comienzan a dejarle ofrendas al santo. Vestido con traje de chaqueta y un puro en la boca, se halla rodeado de licores e incienso. “Pídanle un esposo que no tome y que no les pegue. El santo cumple.”

En el lago Atitlán comemos en casa de Yalit. Mientras damos cuenta de los frijoles, nos contempla de pie, como una madre complaciente. Su hijastra Rosalinda nació sordomuda. Le daban miguitas de pan al loro y las que no comía eran para la niña, para que aprendiera a hablar. Pero lo hizo antes el loro. Por eso Rosalinda está interna en un colegio de la capital y ella ofrece comidas para pagarlo.

“Parecen gringas porque son blancas, pero hablan muy bien el español.”

Cuando nos retiramos a dormir, no sé si hemos viajado a otro continente o a las desbordantes páginas del realismo mágico.

20 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Me pasa lo mismo que a tu protagonista. No tengo claro si tu mágico y sugerente texto es una crónica de un viaje vivido o una invención literaria. Además de disfrutar , su atractivo me ha animado para buscar información y recrearme con fascinantes y coloridas imágenes que creo haber visto alguna vez, pero no recordaba (o sabía) a donde pertenecían. Enhorabuena y suerte, Carmen. Saludos.

    1. Me alegro de que te hayas encontrado con las coloristas imágenes de las poblaciones mayas y de sus gentes. Chichicastenango es centro comercial de artesanía y el lago Atitlán está rodeado de doce pueblecitos con los nombres de los Apóstoles. Es un viaje que merece la pena.
      El relato es en gran parte autobiográfico, si incluimos también las lecturas que aportan otro modo de mirar la realidad.
      Muchas gracias, Jesús. Saludos.

  2. Carmen, lo primero darte la bienvenida a esta comunidad de ENTC.
    Nos has dejado un relato lleno de imágenes que hablan por si solas. Nos has mostrado con tus palabras lo diferente o mejor, lo que sorprende al que llega a un nuevo lugar, aunque en realidad lo que ocurre allí es lo habitual y normal para los habitantes e allí. Has sabido plasmar de forma excelente palabras y hechos, trasladándonos con tus palabras a esas tierras Mayas. Y creo que tu texto también lo podríamos enmarcar en ese realismo mágico que nombras en tu frase final.
    Enhorabuena, mucha suerte, y de nuevo bienvenida, Carmen.
    Besos.

    1. Muchas gracias, Javier, por tu acogida en mi estreno en esta casa.
      Dices bien:lo que para el viajero es sorprendente no es más que realidad cotidiana en estas tierras mágicas. El realismo mágico es lo maravilloso introducido en la vida cotidiana. Para sus habitantes no tiene nada de excepcional. Así conciben la vida. En el relato he querido plasmar algunos retazos de esta cultura tan viva y tan sorprendente.
      Muchas gracias de nuevo. Besos.

  3. J. Ignacio

    Fantástico, está clara que eres ‘de las mías’… como podrás seguramente comprobar cualquier día de estos, si consigo encontrar título a mi despropósito de este mes.

    ¿Hace falta añadir que me ha gustado mucho?

    Mucha suerte!!!

  4. Ángel Saiz Mora

    Nos has transportado a un mundo pintoresco, en el que la realidad y la fantasía se confunden, donde creen sin dudar que los santos cumplen las peticiones que se les hacen, y que las migas que un loro no quiere pueden hacer hablar a una niña muda. Algo así solo es posible si se contempla en primera persona en ese lugar, o si se viaja a él a través de la lectura, como, si no me equivoco, es el caso, aunque el ambiente está tan bien dibujado que es difícil saber si ha ocurrido o ha sido fruto de la una pluma imaginativa.
    Un relato muy trabajado y un homenaje a la literatura que dio lugar a la denominación de “realismo mágico” que tanto nos ha hecho disfrutar.
    Es un placer leerte también por aquí, Carmen.
    Un abrazo grande y suerte

    1. En el relato autobiográfico de un viaje se confunden la experiencia vivida y las lecturas previas sobre los lugares que visitamos. Sin duda, estas últimas nos ayudan a enfocar la mirada, a seleccionar detalles y a procesarlos más tarde en el tamiz de la memoria y de la posterior escritura. Al fin y al cabo, en nuestra biografía entran las experiencias vividas, las soñadas y las que imaginamos a través de las lecturas.
      Viajé a Guatemala hace más de veinte años. Con el poso de algunos recuerdos dispersos y las obras del realismo mágico me he atrevido a contar esta historia.
      Muchas gracias, Ángel. Un fuerte abrazo.

  5. La vida es un poco, a veces, realismo mágico. ¿Por qué elegir? El viaje que cuentas está lleno de detalles únicos, y mágicos por lo diferentes; tu viaje es vida y realismo mágico. Ambas cosas.
    Suerte!

    1. Muchas gracias, Luisa. A veces literatura -y lo digo sin pretensiones, refiriéndome a los autores hispanoamericanos- y vida se confunden. También lo hacemos nosotros como lectores, pues podemos vivir con intensidad con las páginas de un libro en las manos.
      En el realismo mágico es, quizá, donde mejor se fusionan, pues los límites entre lo real y lo fantástico están borrados.
      Un abrazo y feliz verano.

  6. María José Sánchez

    ¡Hola, Carmen! Bienvenida. Tu primer relato. Yo es el segundo que escribo aquí, al igual que en Cincuenta.
    Me ha encantado, como todo lo que leo que viene de tus manos mágicas. Conviertes lo sencillo en un periplo especial, que obliga a detenerse en cada detalle. Muy lindo, querida amiga. Un besito.

  7. Carmen, aunque ya sé que no soy la primera, te doy la bienvenida a ENTC. Es un verdadero honor contar con tus maravillosas letras.
    El relato me parece tan minucioso y descriptivo que las imágenes las puedo ver y sentir. Una experiencia personal que nos regalas, que a mi me parece todo un paseo por el realismo mágico.
    Enhorabuena y mucha suerte en tu estreno, aunque sé que no la necesitas.
    Besos apretados, amiga.

  8. Muchas gracias por tu bienvenida, Pilar. Me ofrecéis confianza en esta nueva aventura. Ya he comentado que en el relato se mezclan los recuerdos de un viaje con las lecturas. Si he conseguido trasladarlos, o así lo has visto, me siento satisfecha.
    Estoy muy contenta de contar tu amistad y la de otros compañeros en esta página. Muchos besos.

  9. Vivimos inmersos en nuestras rutinas y parámetros y, cuando viajamos a otros continentes o países, con distintas culturas y costumbres, tenemos que pellizcarnos la piel para comprobar que estamos ahí y seguimos siendo los mismos y el mundo sigue girando igual que siempre. La verdad es que hay múltiples realidades y viajar nos abre la mente a algunas de ellas.

    Un saludo, Carmen.

  10. Viajar te conduce a otras realidades y otras formas de entender la vida. Te proporciona asombro, admiración y empatía con personas de costumbres tan distintas a las propias. Es también una lección de humildad.
    Y, si tienes la fortuna de rozar el terreno de lo mágico, su huella es imborrable.
    Muchas gracias por comentar, Manoli. Un abrazo.

Dejar una respuesta