Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

20. Encadenando notas (Esperanza Tirado)

Aún sonaban los ecos de las cuerdas de su violonchelo en el Auditorio cuando, en el hospital, su corazón dejó de latir. Su estrella, llena de talento, alegría y dedicación, se apagaba en la Tierra para ir a tocar a otras galaxias.

Hasta el Cielo se contagió y cambió su azul de verano por un grisáceo luto casi invernal. Después no paró de llover en varios días, acompañando en la tristeza de la pérdida a compañeros, familiares y melómanos anónimos.

A pesar de ser inmortal -o precisamente por eso- Olga hizo enmudecer su piano, dejándolo huérfano, y también ella apagó su Estrella en la Tierra.

La música resta una nota cuando un músico sube al Cielo. Pero las que quedan se unen, sonando aún con más energía.

Por todos los que se fueron. Por todos los que siguen. Por los que abandonaron a medio camino. Por los que llegarán… Encadenando notas para procurar que el mundo suene bien afinado.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Homenaje al violonchelista de la OSPA Juan Carlos Cadenas, fallecido en agosto de 2017 a los 50 años de edad. Y a la pianista y profesora Olga Semushina, colaboradora de la OSPA, fallecida unos días después.

10 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Como aficionado a la música y a la buena literatura, tu relato me llega al alma y al corazón. Nos dejas un bonito y sensible homenaje a esos músicos a los que hasta ahora no conocía. Ahora, sí. Para releerlo he puesto en youtube un pequeño video de tres minutos, titulado “informal”, de la chelista Jaqueline Du Pre, fallecida prematuramente, con su pareja, Daniel Barenboim. Te lo recomiendo.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Me gusta escuchar música, aunque muchas veces no reconozca las piezas ni los autores. Solo sé que me relaja y disfruto mucho. Y gracias a esta formación algo he aprendido.

      Buscaré el vídeo que dices,
      Gracias por tus palabras Jesús.

  2. Ángel Saiz Mora

    Mi hijo mayor no ha llegado a terminar todos cursos en el conservatorio, pero en la actualidad es primer violín en una orquesta de jóvenes. El caso es que de pequeño comenzó a aprender con el método Suzuki. Su profesora decía que el mundo estaría mucho mejor, “más afinado”: como tú dices, con “menos balones y más violines”.
    Aparte, se da la circunstancia de que ayer asistí a un concierto. Puedo decir que estoy de acuerdo con la profesora y contigo. Los músicos a los que rindes homenaje en tu relato seguro que lo merecen con creces.
    Un abrazo, Esperanza

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Ser violinista son palabras mayores. Enhorabuena 🙂 Me parece toda una proeza saber sacar música de unas pocas cuerdas. Y más del violín, que es de los que veo más difíciles.

      Totalmente de acuerdo con la frase de la profesora. Ojalá llegara ese punto. O al menos algo más de equilibrio.

      Gracias Ángel.
      Un abrazo.

  3. Precioso homenaje, Esperanza. Es curiosa, además, esa circunstancia del fallecimiento con tan pocos días de diferencia. Como si el uno sin el otro, y sin la música cabria añadir, no tuvieran sentido.
    Suerte y abrazos,

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Uy, que con tanto ir y venir se me había quedado tu comentario en el aire…
      Sí, fue una noticia que me impactó bastante, porque hacía poco que los había visto tocar.
      Mil gracias Anna.
      Abrazos y suerte para ti también

Dejar una respuesta