Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

53. ENCONTRARSE

Yo era uno de esos pintores buscando encontrarse. En mi pueblo triunfaban los bodegones y jamás vendí un solo cuadro.

Una noche, a punto de desfallecer, me encontré tumbado en un erial, arrancando raíces y lombrices a la tierra para comer algo. Estremecido por la catártica experiencia, prendí fuego a mi casa –debió arder una manzana– y huí.

Caminé varios días sin detenerme. Sucio y maloliente llegué a una explanada junto a un pueblo. En ella acampaba un humilde circo rodeado por una reata de pintorescos vehículos. Caravanas, carromatos, grandes remolques para animales… Olía intensamente a excrementos y el hedor me reconfortó. Un tipo cepillaba el lomo a un escuálido caballo mientras susurraba obscenidades. Enfadado, un payaso deshojaba una margarita. Varios felinos rumiaban tristes en una jaula mientras su domador bailaba el hula-hop.

Dentro de la carpa, una anciana rebuscaba colillas y un anciano allanaba meticuloso el albero de la pista mientras canturreaba.

Sentada ante su carromato había una pitonisa.

–¡Casi quemas tu pueblo, animal! –me dijo.

–¿Dónde está la chica? –respondí.

Señaló hacia un elefante y supuse que estaría detrás. Al asomarme, encontré una hermosa bailarina estirando los gemelos siameses.

–Siento el retraso –le dije.

Y ella, sonriendo, eructó.

22 Respuestas

  1. Bueno, no creo que se pueda “pintar” mejor una escena: el nivel de detalle y cómo está planteado el relato, buff… además requiere de varias lecturas, confías mucho en el lector. Vamos, que me ha encantado.
    Felicidades, Salva, y la mejor de las nosuertes 😉

  2. Creo que ese “confías mucho en el lector” es una buena piedra de toque, una clave… quizá el antes y es después en el aficionado a escribir. Con frecuencia pretendemos hacer el camino demasiado sencillo al lector y facilitarle la comprensión completa con un exceso de información y detalle. Igual con el tránsito por territorios comunes. En fin, por no enrollarme, tratemos de hacer justo lo contrario.
    Gracias, Asier!! Abrazoooo

  3. Enrique

    Sorprendente relato en todos los aspectos, Salvador, empezando por el modo en que está contada la idea. Te confieso que después de leer propuestas como esta tuya no puedo evitar sentirme como uno de esos alumnos que empiezan a hacer sus pinitos en la pintura realizando bodegones en la escuela municipal para adultos.
    Sin duda es duro el camino para la mayoría de artistas que tienen dentro genuino y diferente que mostrar. Algunos incluso se quedan en ese primer paso de tocar fondo en su proceso para encontrarse.
    Enhorabuena por tan excepcional historia. Fantástico ese mundo que aguardaba la llegada de tu protagonista.
    Un abrazo.

    1. Muchísimas gracias, Enrique! He intentado crear un mundo especial, con un lenguaje diferente y, sobre todo, giros inesperados y las incertidumbres que van generando después. Todo con humor y tristeza a partes iguales, claro. Aquí, nada de principiantes y bodegones… ya hemos quedado en que cada artista tiene su camino…
      Un fuerte abrazo!!!

  4. A veces, para llegar al arte, hay que borrar lo anterior. Desde luego tu pirómano artista lo hizo a lo drástico, espero que después, con su nueva vida en el circo, al encontrarse en su ambiente, supiese arrancar sonrisas y gozos a los espectadores.

    Una historia sin adornos, pero profunda y llena de colorido.

    Saludos, Salvador.

    1. Muchísimas gracias, Manoli! Gracias por leerme y por tus apreciaciones. Ese fuego catártico para borrar lo previo es muy significativo. No sabemos qué hará este tipo en ese ambiente, pero sabemos que es su sitio.
      Muchísimas gracias!

    1. ¡Toma ya! No sé si lo es o si has leído pocos, pero millones de gracias, Arantza. He intentado crear un mundo especial, con un lenguaje diferente y, sobre todo, algunos giros inesperados y las incertidumbres que estos giros van generando cuando seguimos leyendo. Todo con humor y tristeza a partes iguales, claro.
      Gracias, gracias, graciaa!!!
      Unos besillos

  5. Asun Paredes

    Solo los artistas geniales llegan a encontrarse con su verdadero estilo, aquel en el que se encuentran como en casa . El tuyo parece que ha encontrado lo que buscaba, un mundo fantástico que refleja lo que lleva en su interior. Creo que ya no tendrá que buscar más.
    Un beso y suerte, Salva.

    1. Muchísimas gracias, Asun! Una amiga siempre dice que el circo le produce una especie de mezcla entre pena y asco… y yo creo que eso es lo que este protagonista encontraba en… su interior. Curios que encontrara su camino, precisamente en un circo.
      Gracias, guapa! Besos

    1. Gracias, Patricia! Yo todavía me pregunto si es surrealista o el surrealista es en narrador… (¿yo?). Pero me apetecía explorar formas de narrar que no resultaran fáciles para el lector ni, por supuesto, para mí. Trazar rectas que zigzaguean… bromear con el lector hasta que se convierta en mi cómplice…
      Gracias por tus palabras y suerte!!! Besos

  6. Como diría mi hijo “ahora cuéntamelo”. Vamos que me he quedado a dos velas. Lo intentaré por tercera vez. ¿Se trata de la personalización de un animal? Veré qué aprendo en los comentarios. Vaya, parece que todo el mundo te aplaude. Pues que así sea. Me despistan mucho los “gemelos siameses”. Suerte.

    1. Jajaja… Hola, Javier! No, no es la personificación de un animal… Y es curioso que te haya parecido tal cosa, quizá porque se trata de alguien al límite y, al límite, sale nuestra parte más instintiva y animal. Quizá algo de ese desconcierto nace de una narración que pretende jugar, divertirse, sorprender… incluso transgrdiendo ciertas convencionalidades.
      Eso de los gemelos siameses es un claroejemplo. Hasta “estirando los gemelos” uno lo comprende perfectamente… la palabra siameses juega al despiste, al juego de palabras, a meter una imagen ridícula pero posible en la cabeza… una bailarina que estira a dos siameses desde si zona de unión… Una broma.
      Gracias por leerme, por interesarte, por preguntar, por el deseo de suerte. ¡Y suerte a ti también! Un abrazo.

  7. Jajaja… Hola, Javier! No, no es la personificación de un animal… Y es curioso que te haya parecido tal cosa, quizá porque se trata de alguien al límite y, al límite, sale nuestra parte más instintiva y animal. Quizá algo de ese desconcierto nace de una narración que pretende jugar, divertirse, sorprender… incluso transgrdiendo ciertas convencionalidades.
    Eso de los gemelos siameses es un claroejemplo. Hasta “estirando los gemelos” uno lo comprende perfectamente… la palabra siameses juega al despiste, al juego de palabras, a meter una imagen ridícula pero posible en la cabeza… una bailarina que estira a dos siameses desde si zona de unión… Una broma.
    Gracias por leerme, por interesarte, por preguntar, por el deseo de suerte. ¡Y suerte a ti también! Un abrazo.

  8. Nuria Rubio

    Hola, Salvador. He tardado en corresponder a tu visita (una, que se pierde y no se encuentra…)
    Dos armas poderosas juegan a tu favor: originalidad y transgresión. Te deseo muchísima suerte.
    Un afectuoso saludo

    1. Hola, Nuria! Ante todo muchísimas gracias por pasarte y comentar… y con tanto cariño.
      Por el retraso, no te preocupes que esto es complicado. Tenemos poco tiempo y hay muchos relatos y no siempre es fácil… A mí me pasa lo mismo. Entro algún día suelto, leo varios, comento los que puedo y a seguir corriendo…
      Muchísimas gracias de nuevo y un saludo. Nos seguimos leyendo.

      1. Nuria Rubio

        Me pillas “conectada”. No te he felicitado…porque me da a mí que tendré que hacerlo cuando salgan los resultados. 😉 Vamos, que tiene el relato madera de ganador (sin incendios, eh?)

    1. Muchísimas gracias, Lorenzo! Esas palabras, llegando de un gran relatista, aportan una satisfacción especial. Escribí casi eldoble y luego me lié a podar… y creo que eso deja poso en la historia… Abrazo fuerte y suerte!!

Dejar una respuesta