Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 1

COPA ENTC 2Concha García Ros / Juana Igarreta

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes del plazo fijado y que cumpla las siguientes condiciones.

En esta ocasión solo 2 condiciones, aunque difíciles: jugaremos con la combinación de distintos géneros narrativos y una característica del protagonista que deberá evidenciarse en el relato.

GÉNERO: RELATO POLICIACO

PROTAGONISTA: ES MUY SUPERTICIOSO

PLAZO: antes de las 20 horas del JUEVES 12 de febrero.

A partir de esa fecha el jurado tendrá dos días para tener su valoracion.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

9 Respuestas

  1. MARTES Y TRECE

    El inspector revisa una vez más los hechos: esta mañana tuvo que pasar bajo la escalera que bloqueaba la entrada del sótano. Siente desasosiego mientras conduce, pero la angustia le domina en la puerta de comisaría, al cruzarse un gato negro. Durante el desayuno, derrama la sal cuando le empuja el nuevo, ¡maldito torpe! En su despacho unas tijeras, abiertas y acusadoras, le apuntan.

    Todo se dirige a la misma conclusión. Un disparo certero termina el análisis.

    Diez minutos después su ayudante lo encuentra desplomado sobre la mesa, no puede explicarle la broma de la que ha sido objeto.

  2. Una enfermiza obsesión

    Laura veía iluminarse la mirada de Ernesto, su marido, cada vez que coincidían en el ascensor con la rubia y exuberante Alejandra, la nueva vecina del quinto.

    Ernesto Urbiola, inspector de la policía científica, no estaba en su mejor momento. Su carácter supersticioso le había generado una enfermiza obsesión, impidiéndole trabajar los martes y viernes que cayeran en trece.

    Una mañana, Alejandra apareció asfixiada sobre su cama. Como era martes y trece, Ernesto no quiso saber nada. Ni siquiera cuando la empleada doméstica, al airear las sábanas, encontró un largo mechón de pelos rubios en el alféizar de la ventana.

  3. Antonia

    Concha, que bien has contado una historia, parece un teatro . Yo lo veía todo así. Felicidades. Y Juana, igual a ti, que muestras tu capacidad de ahondar en los personajes con tu estilo tan elegante. Abrazos.

Dejar una respuesta