Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO B32. CUARTA RONDA

SUSANA REVUELTA – ENRIQUE MOCHÓN

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras de las 20 horas (hora local española) del VIERNES 8 DE JUNIO que cumpla las siguientes condiciones:

En este relato (incluido el título)

esta PROHIBIDO EL USO DE LA CONSONANTE “V”

salvo en la palabra CONVIVENCIA, que será de uso obligatorio, ya sea en el texto o en el título.

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de ambos publicaremos al final de esta misma entrada un enlace a un formulario para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el SÁBADO 9 de JUNIO a las 20 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección ENoTiCias.

Podéis votar en este enlace. 

8 Respuestas

  1. Enrique Mochón Romera

    Zoología de interior

    Son búfalos. Han ido apareciendo de uno en uno pasada la medianoche, andando por el pasillo, husmeando en la cocina, atascándose en el baño, bramando en los dormitorios…, y han acabado ocupando el piso entero. Sólo en el salón habrá unas cien cabezas. Les ha puesto hierba fresca y agua, decidido a asumir tan arriesgada convivencia con tal de poder estudiarlos en detalle. Trabaja con denuedo, examinándolos y recogiendo muestras, apuntando datos, realizando bocetos. Aupado ahora en un taburete, con rodillas temblorosas, se dispone a tomar una foto. Flota ya cierta tensión en la manada antes de destellar el flash.

  2. ZZZzzz

    Hace unas semanas me dio por consultar cosas con la almohada. Le pregunté la combinación de la Bonoloto y acerté cuatro. Cuarenta euros, no está mal. Después quise saber los números de los siguientes sorteos, pero ni el reintegro cayó. No me desanimé, incluso fui cogiendo confianza, y para amenizar mis noches de insomnio, le comentaba cualquier bobada: que si qué corbata me pongo mañana, que si crees que debo adelgazar… Hasta que mi mujer, alegando que la convivencia así era imposible, decidió mudarse al cuarto de los armarios y como ya no la oigo roncar, ahora duermo del tirón.

Dejar una respuesta