Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

43. Entre las páginas… (Blanca Oteiza)

 

Como en un libro de páginas usadas por la lectura el olor me embriaga y me seduce como el príncipe de los cuentos infantiles a la princesa.

Es en esas tardes de sol rojizo en el horizonte, cuando sentada en el viejo sillón de cuero desgastado que reposa rodeado de modernos muebles como si fuera una pequeña isla de nostalgia entre tanto minimalismo de diseño, me gusta perderme entre letras que bailan ante mis ojos formando palabras que me hacen viajar a los rincones más escondidos de mi imaginación.

Mis hijos me preguntan siempre cuándo voy a deshacerme de él, pero yo quiero seguir conociendo mundo mientras descanso en mi querido butacón.

27 Respuestas

  1. calamanda

    Blanca, hay lugares perfectos , y si se encuentran se nos hacen imprescindibles. Has trasmitido esas sensaciones muy bien. Suerte y saludos

  2. Ángel Saiz Mora

    No sé cómo será la droga, pero te aseguro que tras leerte dan ganas de ir a buscar ese viejo butacón y dejarse las pestañas entre buenas páginas, como las de tu relato.
    Un saludo y suerte.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Ángel,
      Me alegro que te haya gustado mi relato.
      Me apunto a buscar el sillón contigo, porque la verdad tiene que ser muy relajante tener un sillón así donde poder “escapar” tan placidamente de la rutina.
      Un abrazo

  3. Hay cosas que con el tiempo de tanto usarlos cogen nuestra esencia. Lo mismo que tu protagonista con el butacón, a decir verdad, a mí me pasó lo mismo . En la universidad como atleta me regalaron una chaqueta roja con las iniciales WSU ,aunque pasaron más de 35 años sigo llevándola y con mucho orgullo. La pobre chaqueta está andrajosa de tantos años y tanto usarla, pero yo la sigo llevando con orgullo. Me gusta este tema y como lo has descrito. Un fuerte abrazo, amiga, Sotirios.(sotiriosmoutsanas.blogspot.com)

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Soti, siempre es un placer leer tus comentarios.
      Sí, a veces cogemos cariño a las cosas y nos da pena deshacernos de ellas.
      Un abrazo.

  4. Juan Antonio

    Nos has llevado a ese momento plácido de lectura, el de viajar, en el caso de tu protagonista, desde un viejo sillón compañero de mil singladuras. Mucha suerte 🙂

  5. Blanca Oteiza

    Muchas gracias Ana,
    Me alegro que hayas disfrutado con mi relato.
    Sí, creo que además en una casa no tiene porque ser todo moderno o todo antiguo, puede haber pequeñas islas donde ambas se den la mano.
    Y del atardecer rojizo, es que me encantan!!!
    Un beso

  6. Salvador Esteve

    Blanca, no hay nada como estar a gusto y sentirse protegido para usar la imaginación, y con ella el mundo a tus pies. Me ha gustado mucho. Abrazos.

  7. Virtudes Torres

    Pues coincido con los comentarios anteriores. Mientras te leía, he visto a tu protagonista ahí sentada en el sillón, que tiene un pequeño desgarro encima del asiento y que está camuflado por un cojín granate.
    Mucha suerte y muchos besos.

  8. Hola, Blanca.

    Me ha pasado como a los demás y es que he viajado y me he sentado en ese butacón. Es el placer que produce cuando un texto está perfecto.

    Te deseo mucha suerte y te mando unos besos.

  9. Es cierto lo que cuentas, hay lugares que piden ser de lectura, y el sillón con olor a historias, con la tapicería adaptada al cuerpo, las posturas, todo, es uno de ellos. Suerte a fin de mes.

  10. Modes Lobato Marcos

    Yo hasta me olvidaba de los guijarros clavados en las nalgas, a la orilla del río, cuando aquel verano me iba con LOS CINCO o LOS SIETE SECRETOS a vivir aventuras.
    Bendito Bibliobus (aún existen?).

    Quiero decirte que esa sensación de leer en tu sillón fsvorito, por muy viejo que esté, no tiene precio.
    Precioso homenaje al libro, y a esos objetos y rincones especiales de la casa de cada uno.
    Beso enorme para ti.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Modes.
      Yo creo que sí siguen existiendo los bibliobus, o por lo menos me suena, aunque nunca los he utilizado. Soy de comprar los libros o en su defecto la biblioteca.
      Me alegro que te haya gustado mi relato. Creo que todos debiesemos tener un rincón favorito en nuestro hogar donde nos encontremos tan agusto que podamos abandonarnos a la lectura o a la imaginación.
      Un beso

Dejar una respuesta