Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. Es lo que hay

Cada mañana amanecía con dos o tres escamitas más. Sabía que en cuanto fueran más visibles no iba a poder salir a la calle, como mis padres que vivían encerrados hasta las noches en las que salían a ganarse el sustento.

Cuando trajeron a Helena, mi amor platónico, no pude convencerlos de que la dejaran ir, y tuve que cometer el gran parricidio.

Ella entendió lo que había hecho y se abalanzó sobre mi como si de Superman se tratara. La cosa fue a más y fuimos desprendiéndonos de la ropa.

Ni que decir la cara de asco que se le dibujó, en ese anterior lienzo de amor y deseo, cuando vio la extraña morfología de mi piel.

Voy a reconocer que me la comí, y que echo de menos a mis padres, y el que quiera juzgarme, que me juzgue, a mi ya me la pela.

16 Respuestas

  1. Beto Monte Ros

    Este monstruo va a lo suyo, le importa un comino su manera de actuar o su apariencia. El título y el cierre retratan a un ser irresponsable, de esos hay muchos. Buena historia, leo una crítica, entre líneas.
    Saludos.

    1. Javier Palanca

      Gracias, Beto. Hay cosas entre lineas, sobre todo en cuanto a la obligatoriedad de pertenecer a un grupo marginal por no sentirse acogido por otros. Perdón si es pretencioso.

      Un abrazo

  2. Ton Pedraz

    Cuidadín, que este es un monstruo en toda regla, a la vieja usanza. Pero además con cierta carga social, muy patente en cómo vivimos nuestro día a día. Tal vez un producto monstruoso resultado de nuestra sociedad actual.
    Enhorabuena y suerte.

  3. Reve Llyn

    jajaja…a lo suyo…¡claro que si! Si es que en el amor y en la guerra todo vale…y cuando el hambre aprieta…no hay monstruo que se resista.

    El final “me la pela” es buenísimo.

  4. J u a n P é r e z

    Se pueden decir cosas muy buenas, pero solo te traigo una palabra:
    ¡Lovecraftiano! Las reminiscencias de las escamas me llevan a los íctineos de los que fabulaba en sus cuentos materialistas de terror Howard Philipps Lovecraft.

    Un Abrazo de Uno que conoce El Necronomicón……

    1. javier Palanca

      Gracias, Juan, por tu más que interesante comentario. Reconozco sinceramente no haber leido a Lovecraf, pero tus palabras son como una invitacion a ello.
      Un abrazote

  5. Towanda

    Hola, Javier.

    El pobre no podía hacer otra cosa, jajaja.
    Madre mía, te has cargado hasta al apuntador, pero a mí me encanta la frialdad de tu protagonista que, como si de un macarrilla se tratase, concluye con esa frase que te deja con un sonrisón en los labios: “a mi ya me la pela”.

    Besos, y mucha suerte.

  6. Sorprende el lenguaje aunque pensándolo bien un monstruo no tiene por qué ser políticamente correcto; seguro que es más creíble este que los malos de las películas maquillados hasta rabiar. Suerte.

Dejar una respuesta