Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

56. ETOBER LAROPMET

Tras las campanadas, todos comenzamos a marchar hacia atrás. Lo hacíamos muy rápido, como en esas películas VHS que uno rebobina a su antojo. Al instante me vi recorriendo diciembre, noviembre, octubre… En todo momento era consciente de lo que sucedía, pero no podía hacer nada para detenerlo. En esa especie de “yo” sin “mí”, pude analizar el año vivido: la paliza a mi hijo adolescente por fumar en el baño, el revolcón con mi compañera de inglés, la mirada de superioridad al vagabundo, el gimoteo de mi mujer por menospreciarla, las excusas para no visitar a mi suplicantes padres… Hasta que todo se detuvo, de golpe, como había empezado, y me descubrí masticando uvas, rodeado de mi familia y amigos, que me deseaban un feliz año 2014.

20 Respuestas

  1. Cari Blázquez

    Bien traído ese flash-back, curioso lo que uno recuerda en su balance personal. Me ha gustado. El título, mas que flash back, tiene una escritura en espejo muy insinuante, jajaja.
    ¡Suerte y enhorabuena!

  2. Mª Belén Mateos

    Javier me encanta el enfoque que le has dado a tu relato. Es como ese túnel que dicen que vemos al final del camino. Tu protagonista vuelve a revivir los momentos en los que no se ha comportado correctamente, es una segunda oportunidad para obrar de una manera correcta (o No, quizás no lo desee)y brindar por ello.
    Un abrazo.

  3. Buena ya sabes que soy fan de tus relatos así qué puedo decir si encima una de las técnicas que más me gustan son las de rewind, aunque este no sea uno al uso se parece bastante a ello. Me parece buenísimo y, si por mí fuera, seguramente lo incluiría como uno de los ganadores, bueno al igual que otros anteriores que te leí. Felices fiestas que ya las tenemos ahí, pero más sinceras que las de tu protagonista.

  4. Lorenzo, es un orgullo que un escritor como tú me diga esas palabras. Siempre eres atento y así da gusto.
    No un rewind al uso, es cierto, y me encanta esta técnica, pero no hay que abusar de ella porque al final pierde efectividad (yo la usaría todos los meses…).
    Respecto a lo de estar entre los ganadores, lo veo improbable jajaja. Aún no ha sucedido en 2 años que llevo por aquí y no es un relato especialmente diferente del resto. Pero no pasa nada, aquí venimos a aprender y eso se cumple de sobra.
    Te deseo felices fiestas. Un abrazo.

  5. Una forma diferente de plantear ese recuento del año que incluso sin quererlo, y me gusto porque creo que ese es el caso de tu protagonista, nos viene a nuestras incontrolables mentes al final de cada año. Me hubiera gustado (por pedir…) que en lugar de masticar uvas se atragantara con ellas, para al menos ver un atisbo de mala conciencia, pero también es verdad que el relato habría quedado menos abierto

  6. Ton Pedraz

    ¿Quién pudiese rebobinar?
    Este año me acordaré de tu relato. Pero como no podré dar marcha atrás para corregir todos los errores cometidos en los últimos 365 días, al menos haré un esfuerzo por no volver a cometerlos.
    Me encantó. Suerte

  7. Calamanda Nevado

    Javier, cuentas las idas i venidas de los recuerdos y nos vemos reflejados, con los nuestros, durante ese tiempo que parece relantizarlo todo. Suerte y felices fiestas

  8. Isabel

    No es mala idea tu rebobine, no nos damos cuenta de las que organizamos en su momento y, si pudiéramos poner la marcha atrás y delante a nuestro antojo, corregiríamos muuuchas actitudes.
    No estaría nada mal.
    Besos

  9. Has dado en el clavo. Sería un gran invento ese botón de rebobinar. Aunque mucho me temo que el problema es que mucha gente volvería a actuar igual. Me quedo con esa idea tan bonita que traen consigo las segundas oportunidades. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta